Matrimonio a la moda antigua en Israel – Parte 4

de-manos-tomadas

Preparando un lugar

Durante el período de compromiso, el novio preparaba una habitación para la luna de miel. Esa habitación acostumbraba a ser construida en la casa del padre del novio. La cámara nupcial, como era llamada, debía ser un bello lugar para llevar a la novia. La novia y el novio pasarían siete días allí. La habitación debía ser construida según las instrucciones dadas por el padre del novio. El muchacho solo podría encontrarse con su amada cuando su padre lo permitiese. Si alguien le preguntaba al novio cuándo sería el casamiento, él debía decir: “No me corresponde a mí saberlo, solo mi padre lo sabe”.

Pero del día y la hora nadie sabe, ni aun los ángeles de los cielos, sino sólo Mi Padre. Mateo 24:36

LA PARTE CUMPLIDA POR JESÚS: PREPARANDO UN LUGAR

Así como el novio le decía a la novia que prepararía un lugar para ella, Jesús les dijo a los discípulos:

En la casa de Mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, Yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros.
Y si Me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a Mí mismo, para que donde Yo estoy, vosotros también estéis.
Juan 14:2-3

En el antiguo Israel, el novio solo podía ver a la novia con el consentimiento de su padre. De la misma manera Jesús dijo: Pero de aquel día y de la hora nadie sabe, ni aun los ángeles que están en el cielo, ni el Hijo, sino el Padre. Mirad, velad y orad; porque no sabéis cuándo será el tiempo. Marcos 13:32-33

Obispo Macedo


Lea más:

– Matrimonio a la moda antigua en Israel – 3º Parte
– Matrimonio a la moda antigua en Israel – 2º Parte
– Matrimonio a la moda antigua en Israel – 1º Parte

Related Posts

2 thoughts on “Matrimonio a la moda antigua en Israel – Parte 4

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *