“Me involucré en el tráfico de drogas”

haydiel

Cuando se es adolescente no se miden las consecuencias de los actos cometidos. Lamentablemente, la mayoría de las veces terminan involucrados en malos caminos.

“Desde niña fui creciendo con odio y envidia hacia mi hermana menor, debido a que toda la atención era dirigida hacia ella. Al llegar a mi adolescencia comencé a vivir un infierno, pues me convertí en una joven rebelde y desobediente.

Empecé a tener intimidad con mi novio desde temprana edad, pensaba que era una mujer madura y que podía hacer lo que quisiera con mi vida, cuando solo estaba en medio de la adolescencia.

Comencé a ir a fiestas, a ingerir alcohol y así poco a poco caí en ese vicio. No esperaba el fin de semana para salir a fiestas con mis amigos, lo hacia cualquier día, a veces pasaba semanas y hasta meses en la calle, y al llegar a casa, peleaba con mis padres y sin importarme nada, me iba nuevamente.

Como mi novio estaba en una banda muy peligrosa, terminé involucrándome en el tráfico de drogas, incluso le guardaba las pistolas y le alertaba cuando llegaba la policía, no me daba cuenta del pozo sin fondo donde me estaba sumergiendo.

Poco después él me confesó que me fue infiel, esto me causó mucho dolor y odio, y decidí hacerle lo mismo, le fui infiel, desde ahí comenzaron los maltratos físicos y verbales. Nada me importaba, iba empeorando la situación, pues caí en la prostitución, mi carácter era insoportable, y mi manera de vestir era vulgar, me acostaba con cualquiera.

Después de supuestamente divertirme, me sentía muy mal, siempre en las noches lloraba mucho, pues sentía un gran vacío.

Mi madre al ver mi vida en este estado me invitó a la Universal, decidí participar aunque no reconocía que mi vida estaba mal. Pero desde ese momento, quise hacer las cosas bien, termine la relación con mi novio, él no quería aceptar que lo dejaba y me amenazaba de muerte, pero yo estaba decidida.

Mi decisión fue la mejor, pues comencé una nueva vida, sin vicios, ni deseos de venganza, ahora tengo paz, mi carácter fue transformado, mi manera de vestir y de hablar son distintas, tengo una buena relación con mi hermana y estoy felizmente casada”, finaliza Haydibel León.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *