“Mi hija se salvó ahora somos felices”

Socorro-Luna-y-Daniela

“Llegamos a la Universal con una vida destruida, llena de tristezas, enfermedades, depresión y muchos problemas. Como madre, no tenía tranquilidad, pues mi hija Daniela estaba padeciendo del corazón y de una extraña enfermedad que le hacía destilar sangre y tener mal olor. Recuerdo que no podía dormir pensando que mi hija se iba morir, pues los médicos me dijeron que ella debía ser intervenida quirúrgicamente a corazón abierto y era una operación riesgoza, muy costosa y realmente no contaba con los recursos para esto”. Nos dice la señora Socorro.

Por otro lado Daniela se sentía frustrada por no poder llevar una vida normal y por ser vista por tantos especialistas y recibir malas noticias. Gracias a Dios la señora Socorro recordó que le habían dado una invitación para asistir a la Universal y decidió llevar a su hija. “Mi hija recibió la oración y comenzamos a colocar la fe en el Señor Jesús quien obró en nuestras vidas. Hoy mi hija no tuvo necesidad de ser operada, está completamente sanada, su piel está limpia y ya no destila sangre, las tristezas y los males desaparecieron gracias a Dios y al poder de la fe contamos con una familia bendecida y restaurada.»

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *