Mis padres me deprimen

padres-deprimen

Según investigaciones, uno de cada cuatro adolescentes sufre de baja autoestima, ¿a que se debe esto?

Con la rutina y todo lo que la sociedad nos impone, nadie nunca para a pensar en ello. ¿Por qué la población simplemente acepta el problema y no lucha contra él? ¿Por qué la depresión es considerada una enfermedad tan “habitual”? ¿Y el remedio?¿Y esa tal baja auto estima? Las opiniones expresadas en este caso son: el aspecto físico, la necesidad de ser aceptada, y el poco apoyo que demuestran los amigos y principalmente la familia.

¿La familia? Sí…

“Mi padre sólo pelean conmigo”, “Ella deja que mis hermanos hagan todo, y yo sólo trabajo”, “Ya no aguanto más… Ellos sólo me critican!” – Son frases típicas que oigo entre los adolescentes. Últimamente la figura de los padres es cada vez menos valorada, cosa que no debería ser así, ya que los padres son el ejemplo de la casa.

Hoy en día prefieren imitar a los artistas, amigos, o  a alguien que ellos creen que son mejores que ellos mismos.

Pero en mi opinión, la principal causa de la baja auto estima no está en ninguna de estas razones, sino en el vacío interior que se establece dentro de la persona.

A todo el mundo le gusta recibir un elogio, pero hay personas que dependen de la opinión de los otros para auto aceptarse. Eso es algo que realmente me decepciona: la persona deja de ser ella misma para ser alguien que no vale la pena ser.

Ya recibí muchas criticas – algunas constructivas, otras que más bien me destruían. Sí, digo bien, “-íam”. Mientras no aprendí que si seguía escuchando la opinión de los otros acabaría destruyéndome, no cambió mi perspectiva ☹.

Pero hoy, cuando alguien me dice: «vaya, qué fea es tu ropa», yo hablo: “Gracias , voy a seguir usándola”… y sonrío ☺. Parece algo de mala educación, pero si seguimos aceptando la opinión de quien nos quiere destruir, vamos a acabar cómo ellos quieren vernos.

Isabella Barboza.

Fuente: http://blogs.universal.org/cristianecardoso/es

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *