Mujer maravilla

mujermaravilla

¿Sabes, cuando tu día parece estar en una rueda de molino y cuantas más hablas, menos te entienden, cuanto más caminas, menos sales de tu lugar? Las cosas a tu alrededor giran y tienes la impresión de que en cualquier momento vas a perder el control de todo en la vida, incluso de ti misma. Así es, eso me sucede a mí también. A veces da ganas de tirar todo y decir “¡basta!”

Te llenas de cosas para hacer y luego no logras hacer nada. Es como aquel bolso lindo que compraste. Vas colocando cosas adentro hasta que pierde su forma, y peor, está tan lleno que no consigues encontrar nada allí dentro, entonces comienzas a odiarlo, como si el problema fuese el bolso, ¡cuando en realidad fuiste tú quien llenó!

La intención siempre es buena. Ser responsable con todo, hacer más por ti y por los otros. Dar un paso mayor para conquistar aquel objetivo del año. El problema es que con todo ese estrés de tu tiempo alocado, terminas haciendo exactamente lo opuesto. No logras hacer nada y terminas enojándote con los otros y contigo misma. ¿Entonces a quién culpas? Al tiempo, claro. Es él que no es suficiente. Es él quien no rinde. Él es el quien pasa corriendo. Es él quienno te da un break…

Es necesario observar que el tiempo es como aquel bolso, tiene sus límites.

Por más que yo sepa eso y haya escrito al respecto millares de veces, aún me encuentro en esa lucha injusta con el tiempo de vez en cuando, entonces tengo el hábito de parar todo lo que estoy haciendo y rever mis prioridades.

Me encantaría hacer todo lo que me pidieran, pero no puedo, entonces, para el bien de la nación, me limito a lo que puedo hacer – ¿eso es molesto? Si, muy, ¿pero quién dijo que ser Mujer Maravilla es ser realista?

Las mujeres que más admiro en el mundo no son maravillosas, sino reales. Ellas me hacen bien. ¿De qué sirve hacer tantas cosas y hacerles mal a tu familia y amigas? Si los de la propia casa, que te conocen mejor que todo el mundo, no te admiran, ¿para qué hacer todo lo que haces?

Detén todo y decide tus prioridades diariamente. El mundo no va acabar porque no hiciste todo lo que tenías que hacer. Y, por más que sientas que no mereces tomarte un tiempo para ti misma, razona conmigo: si no tienes tiempo para ti, ¿quién va a tenerlo? Hay cosas en la vida que solo nosotras podemos hacer por nosotras mismas… además, es debido a esta falla que muchas mujeres están constantemente estresadas – ¡ellas no se cuidan!

Chicas, yo sé que queremos abarcar todo, pero no podemos hacerlo a costa de nuestra relaciones y de nosotras mismas – es mejor no hacer todo y ser agradable que hacer todo y ser desagradable.

Fuente: cristianecardoso.com

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *