“No tengo tiempo”

no-tiempo

Si usted dice que no tiene tiempo para ejercitarse, será obligado a encontrar un tiempo cuando se enferme”, dijo una vez el médico norteamericano Kenneth Cooper, que también fue coronel de la Fuerza Aérea. Así es, el hombre sabía de lo que estaba hablando. Posiblemente los pacientes que no se ejercitaban usaban las mismas excusas desharrapadas para otras cosas importantes que dejaban de hacer.

“No tengo tiempo” es una frase peligrosa para quien escucha y para quien lo dice. Si quien la escucha es su esposa, son sus hijos y sus padres, sonará como indiferencia, pues pensarán que no son prioridades, al punto de que usted se enfoca en otras cosas y que solo “si sobra tiempo” tendrán su atención. Y eso es nocivo para usted mismo. Usando con descuido sus 24 horas diarias, usted no trabaja bien, no duerme satisfactoriamente, no tiene un descanso decente, come mal, gana poco, no cuida la salud… ¡Hombre, nada estará bien! ¡A corto, medio y largo plazo!

Es obvio, a veces realmente falta tiempo. Un proyecto especial en su trabajo, un viaje de negocios y la recta final de un curso son cosas que demandan un esfuerzo más, por motivos obvios. Pero esos días de trabajo extra pasan y es necesario vigilar la rutina después. No piense que es por casualidad que algunos hombres tienen éxito. ¡Es porque ellos administran bien su tiempo! Planean, aprenden, entrenan, establecen plazos, ejecutan y recogen los resultados.

El conferencista Renato Cardoso dice en su blog que muchos solo tienen noción del tiempo cuando sucede algo trágico, arruinando el cronograma para los compromisos normales. Es exactamente lo que Cooper dice sobre la enfermedad. Cardoso aprovecha para dar algunos consejos de cómo no desperdiciar ese bien tan precioso.

1- Aprenda a decir no más veces a las cosas que a usted le gustaría, pero realmente no tendrá tiempo para hacer.

2- Use menos las redes sociales para temas innecesarios.

3- Vigílese contra los ladrones del tiempo: TV, internet, amigos pesados, celular, jueguitos, etc.

4- Tenga un horario para dormir y para despertarse – y duerma por lo menos siete horas. Una buena noche de sueño es un secreto para la alta productividad durante el día.

5- Planee lo que hará con anticipación. Los planes ahorran tiempo.

6 – No quiera abrazar el mundo, inventar cosas y más cosas para hacer cuando otras cosas más importantes son postergadas. Anote sus ideas en un archivo titulado “tal vez en el futuro”. No vaya empujando un proyecto no terminado a otros.

7- Si llegó a su límite del tiempo, avísele a las personas importantes en su vida que no puede aceptar nuevos proyectos y responsabilidades mientras no logre los actuales o no renuncie a alguna función.

8- Aparte un tiempo para recuperar sus energías y recomponerse mentalmente. Aunque sea una vez por semana o algunas horas.

9- Reserve un tiempo para la persona más importante en su vida por lo menos una vez por semana o solamente algunas horas.

10- Comience su día teniendo una conversación con Dios. No es una mala idea pedirle consejos a Quien un día es como mil años, y mil años como un día. (2 Pedro 3.8).
Es eso amigo: hombres inteligentes no dan excusas. Ellos muestran resultados.

RESPETE SUS PLAZOS

Una vez que entiende el valor de su tiempo, puede usarlo de una forma inteligente, así como quien invierte dinero y tiene ganancias. Muchas personas solo entienden lo cuánto valen sus minutos, horas, días, semanas, meses y años en situaciones extremas. No espere que lo mismo suceda con usted. El Desafío #35 del IntelliMen lo ayudará a pensar sobre eso. Ingrese www.intelimen.com.

Una ayuda

La App Free Time no es una agenda para sus compromisos, pero los analiza y llama su atención justamente para los horarios libres entre ellos. Así, usted se planifica mejor para ir al gimnasio, almorzar con aquel amigo que no ha visto mucho, conversar más con su amada… Cuesta US$ 2,99 y está disponible para IOS.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *