Oportunidad para Jezabel

oportunidad-jezabel

A veces me pregunto si las personas como Jezabel tienen oportunidades de cambiar. El final de esta mujer fue trágico pero, ¿todas las personas que tienen este estilo de vida también deben tener este fin?

No, ellas no deben, pero tienen ¿sabes por qué? Porque no quieren dar el brazo a torcer sobre aquello que necesitan cambiar.

Eso quiere decir que no son solamente las mujeres malas, de mala índole, mentirosas, serpientes llenas de veneno, las que infelizmente descartan sus chances de transformarse en personas mejores, sino todas las personas que no aceptan cambiar.

La mayoría de las veces, se hacen las víctimas. Víctimas de la sociedad, de la incomprensión de los demás, de las circunstancias difíciles, de la infelicidad de la vida.

Cuando te haces la víctima, lo que quieres es pena y no logras ver lo que tienes que cambiar, por lo contrario, no te ves a ti misma, pero sí ves a los demás… ah, eso está bien frente a ti.

Ves las fallas del hombre que no mantuvo la relación contigo, pero no ves tu error al haber entrado a una relación con una persona que no tenía ningún compromiso contigo.

Ves la falla del hijo que se fue de casa, pero no ves tu error al haberle dado un hogar difícil a tu hijo para que creciera.

Ves la falla de tu amiga que dejó de hablarte, pero no ves tu error de haber llegado al límite de esa amistad.

Ves la falla de las personas que te bloquean en las redes sociales, pero no ves que tú de amiga y seguidora no tienes nada.

Pobrecita… qué penita… ¿cómo pueden ser tan incomprensivas con ella???

Es imposible ayudar a mujeres que se hacen las víctimas

Ya lo intenté, durante muchos años, pensaba que estaba teniendo la paciencia que nadie tenía, hasta que un día me di cuenta de que ellas son las que no querían ayuda. Cuando dejé de mimarlas, ellas se volvieron contra mí, como si me hubiese transformado en una enemiga más.

Jezabel sabía la verdad pero ella prefirió la mentira. Jezabel sabía que era una mujer mala, sin embargo, mantuvo una postura como si fuese buena, y peor, ¿sabes lo que hizo antes de morir? La Biblia dice que se pintó los ojos, arregló su cabello, y fue hasta la ventana para ver a su asesino llegar, como si estuviese dejando un mensaje para todos: mantengo mi postura hasta la muerte.

¿Y no es eso lo que muchas personas hacen? Hoy, la ventana han sido las redes sociales. Viven allí mostrándoles a todos cuán “felices” son con sus elecciones de vida, sus “palabras de inspiración” aunque en el fondo son personas amargas, infelices, deprimidas y necesitan de la atención ajena para sentirse mejor consigo mismas.

¿Cuál es la chance para estas personas, a no ser que un día, quién sabe, ellas decidan ser verdaderas consigo mismas y busquen ayuda?

En la fe.

Cristiane Cardoso

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *