¿Para qué sirven los fracasos?

fracasos

El recuerdo de un despido, de una mala experiencia laboral o de un mal negocio que se hizo en el pasado suelen aparecer cada vez que se intenta algo nuevo. Parece que a los fracasos les gusta atormentar a sus víctimas.

Sin embargo, lo que dejamos de ver es que los fracasos sirven como experiencia. O sea, el pasado sirve como una referencia de lo que funciona y lo que no. Es un aprendizaje. Si algo funciona, usted lo repite. Ahora, si no funciona, solo hace falta hacerlo de una forma diferente.

Muchos se perjudican rescatando (o temiendo) los acontecimientos malos del pasado. Se lamentan por lo que salió mal. Incluso unos culpan a sus padres por no haber tenido la oportunidad de lograr el éxito profesional, otros responsabilizan a la situación actual por su fracaso, y también están los que creen que por haber sufrido en el pasado no tienen más salida.

No pierda tiempo con esto, revolver esos pensamientos solo le sirve para entristecerse, sentir remordimiento y sufrir. Sepa que pensar en “qué hubiera pasado si…” solo genera dudas, y el que tiene dudas no logra avanzar.

Hay personas que fracasaron varias veces en la vida y eso nunca las destruyó. El fracaso puede “atrasar” sus objetivos, pero no es motivo para darse por vencido.

Tenga cuidado para no usar justificativos y explicar sus fracasos. No diga que le faltaron oportunidades, no le eche la culpa a otro. Asuma que las riendas de su futuro están en sus manos y en las de nadie más. Recuerde: Mirar hacia atrás es la receta para cultivar dudas y miedo al futuro.

 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *