patito-feo

“Sé que debemos estar siempre bien arregladas, pues, nuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, pero siempre que intento estar bonita por fuera, me equivoco en el color, en los zapatos, entre otras cosas. Una vez sucedió que combiné tan mal que las personas se reían, y solo me enteré porque mi papá vio eso; me entristecí mucho, pues solo tengo 15 años y no se arreglarme perfectamente. Mi mamá no es de usar maquillaje y nunca aprendí como conducirme con la moda. Por favor, oriénteme.”

Respuesta:

Amiga, no necesita preocuparse con el maquillaje, porque, a su edad, basta apenas colocarse un brillo y quedará bien. Sin embargo, usted tiene que liberarse de esa amargura. Las personas van a reírse siempre, aunque este correctamente combinada. Tiene que ser fuerte, no todos tienen los mismos gustos. Lo que realmente importa es que a sus ojos se sienta bien, y que ofrezca a Dios su mejor.

Ser elegante no es gastar ríos de dinero. La mujer de Dios es elegante sin exponerse. La moda siempre impone ropas vulgares, entonces es necesario que usted tenga cuidado con seguirla, eso hace con que la mujer pierda su valor. Vístase jovialmente, teniendo cuidado de no usar ropa que llamen la atención. Cuando más cerca de Dios este, menos se preocupará con lo que las personas dicen.

Respuesta retirada del blog de Nanda Bezerra.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *