Pereza = Desorganización

perezaEl peor enemigo, en lo que se refiere a la organización y limpieza del hogar, sin duda alguna es la pereza.

Que bueno es llegar del trabajo, sentarse en el sofá, tomar un té frio o caliente, levantar las piernas, ver un poco de televisión, relajarnos, mientras la “montaña” de ropa por lavar crece cada día más, el cesto de ropa sucia ya no tiene espacio para más nada de tan lleno, polvo por todos los lados…Pero el té está tan sabroso… el programa de TV también…más tarde arreglamos todo… después de todo, nos merecemos un descansito, ¿no es verdad?…NO, no debería ser así…

¿Qué le parece hacer el intento de cambiar esta rutina por una que, más adelante, seguramente, dará frutos muy buenos y le dejará con tiempo para el té, la televisión, para relajarse y disfrutar con su familia con la certeza que todo ya está limpio?

Bien, unos tips para ayudarle:

•    Al llegar a casa, busque un cesto vacío, y cárguelo con usted. Todo lo que encuentre fuera de lugar, ponga en el cesto – no lo guarde en su lugar correcto todavía-. ¿Llenó el cesto? Bien, ahora, llévelo con usted para una de las habitaciones de su hogar y empiece a guardar las cosas, cada una en su respectivo lugar, después a la otra habitación, etc…planchando

•    Ya nos deshicimos de lo que estaba tirado por el medio de la casa. Ahora, ¿qué le parece poner una carga de ropa para lavar? Mientras la lavadora hace su trabajo, ¿qué tal separar las ropas de la “montaña” para planchar y organizarlas en pilas, una pila para cada persona de la casa, doblar lo que no necesita ser planchado y separar en ganchos (percheros) lo que necesita ser planchado? Guarde lo que no necesita planchar mientras la plancha se calienta, y ¡MANOS A LA PLANCHA!!

¿Todo planchado? Bien, ahora, a la cocina preparar el té y sentarse un ratico a relajar, hasta que sea hora de preparar la cena… Ah, ¿Ya tendió la ropa que estaba lavando? Bueno, sólo falta esto…y después sí a relajar… y después, poner los hijos para dormir, bañarse, cuidar del esposo, revisar el correo, preparar todo para la mañana… ¿Olvidamos algo??

No es fácil, ¿verdad?, pero con un poco de organización y disciplina, usted verá la diferencia, pues tendrá tiempo para todo. El tiempo no le puede manejar, usted es quien debe manejar el tiempo. No se olvide de esto.

¡Venza el tiempo!

Fuente: www.organizandomihogar.blogspot.com

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *