Preocupa el creciente mercado de drogas sintéticas

drogas090617

Envoltorios coloridos, términos marketineros y una promesa de pasarla bien son una tendencia creciente en los adolescentes, quienes en su afán de probar cosas nuevas y desafiar los límites, recurren a este tipo de sustancias ilegales para evadir su realidad.

El consumo de estupefacientes siempre ha sido un flagelo para la sociedad, pero en este último tiempo el incremento de sustancias sintéticas ha encendido una alarma para los adultos por la inclinación de los jóvenes a este tipo de productos adictivos.

En el último Informe Mundial sobre las Drogas de la ONU se encuentran cifras alarmantes, por ejemplo, alrededor de 250 millones de personas, de entre 15 y 64 años, consumen o probaron por lo menos una sustancia adictiva y casi 182 millones de ellos aseguraron que eligen la marihuana por sobre los estupefacientes sintéticos, los opiáceos y la cocaína. El Informe del Uso de Drogas en las Américas de 2015, de la OEA, que indagó en las conductas adictivas de 19 países de la región, estuvo en la misma sintonía al asegurar que los jóvenes son los que más consumen marihuana.
Ahora, se suma el último análisis estadístico difundido por el Proyecto europeo de encuestas escolares sobre el alcohol y otras drogas (ESPAD por sus siglas en inglés) que evidenció cómo los jóvenes eligen cada vez más la marihuana, por sobre los narcóticos legales como el alcohol y el tabaco. El estudio, que analizó la evolución de las adicciones de la población más joven durante las últimas dos décadas, aseguró que el promedio de consumo de los cannabinoides aumentó desde el 11% en 1995 al 17% en 2015.

La doctora Geraldine Peronace, psiquiatra y experta en adicciones, comentó a Infobae que: “Hay nuevas sustancias psicoactivas. La Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes en el informe de marzo de 2016 informó que salieron 602 nuevas sustancias al mercado. De las cuales 230 son cannabinoides sintéticos”.

Droga de laboratorio

La marihuana sintética se presenta en un packaging atractivo. Para obtener esta droga de diseño hierbas, incienso u otro material de hoja verde son rociados, en una versión sintetizada, con productos químicos líquidos para imitar el efecto de tetrahidrocannabinol (THC), el ingrediente psicoactivo de la planta de cannabis sativa. La peligrosa sustancia tiene diferentes nombres: K2, Black Mamba, Spice, Fake Weed, Yucatan Fire, Genie, Skunk, Moon Rocks y Zohai, entre otros.

Los cannabinoides sintéticos aparecieron por primera vez en Estados Unidos a principios de siglo y su avance es constante a través de Internet. Las nuevas tecnologías facilitan la generación de nuevas sustancias psicoactivas y, a su vez, la evasión de controles.

Peligro mortal

Al ser más potente que la marihuana convencional, los riesgos y daños para la salud serán consecuentemente más graves. Los profesionales de la salud denotan que es muy peligroso el consumo de drogas sintéticas porque generalmente se desconoce la composición química de las mismas y cuando una persona ingresa en un centro asistencial bajo los efectos de la droga no se tiene un conocimiento de lo que en ese momento está circulando en su organismo.

Cada laboratorio prepara sus lotes con su propio criterio, son muy diferentes entre sí, y producen un marcado deterioro en los cerebros de quienes los consumen.

Una salida para el consumo desenfrenado de drogas

En el blog del obispo Macedo encontramos una orientación para el círculo de contención de quien se encuentra atrapado en el consumo de esta clase de sustancias. Estos 5 pasos para la familia de un adicto hacen toda la diferencia para ayudarlo a superar su adicción y recomenzar.

1° Paso

Entender que la dependencia del familiar no es falta de carácter, desvío de conducta o cuestión de comportamiento, sino un espíritu que domina la mente del adicto.

Sabiendo eso, se pasa a entender que la batalla es estrictamente espiritual y que la familia debe luchar con todas sus fuerzas para librar a su familiar del dominio de ese espíritu.

2° Paso

No esperar a que el dependiente pida ayuda para comenzar a actuar. Incluso porque la mayoría de las veces, él dice no querer ayuda o niega su adicción, lo que deja a la familia imposibilitada de actuar, ya que todos los tratamientos exigen que el dependiente esté presente.

El Tratamiento para la Cura de los Vicios es el único tratamiento en el que la familia puede buscar la cura sin que el dependiente esté presente.

3° Paso

Nunca dejarse influenciar por las palabras del dependiente, como “yo no quiero ayuda”, “me gusta consumir y no voy a dejar de hacerlo”, “consumo porque quiero y lo dejo cuando quiero”, “no sirve buscar ayuda, porque yo no voy a dejar de consumir”…

Esas palabras, por más convincentes que sean, son influenciadas por el espíritu del vicio para que la familia se desmotive de luchar. Lo mejor a hacer es esperar el momento adecuado para convencerlo de venir al Tratamiento. Y eso sucede cuando él comienza a darse cuenta de sus pérdidas y daños. Lo que la familia puede hacer es ayudarlo a darse cuenta de eso.

4° Paso

Diferente a lo que muchas familias hacen, el dependiente debe ser tratado con amor y comprensión. Evite acusarlo o condenarlo por sus prácticas. Por más difícil que sea hacerlo, es la única manera de mantenerlo unido a la familia, pues cuando se actúa de forma contraria, finalmente se lo aleja, situación esta que crea una barrera entre él y la familia y hace que se sienta acogido por otros dependientes que también enfrentan las mismas dificultades familiares.

5° Paso

No conformarse con la idea difundida por los tratamientos de que el vicio no tiene cura y que usted tendrá que convivir con su familiar adicto por el resto de la vida.

¡Eso no es verdad!

Y solo sirve para desanimar a la familia de luchar por el dependiente.

¡El Tratamiento para la Cura de los Vicios ha probado que los vicios tienen cura!

¡Ya son miles las personas curadas definitivamente!

Lo que la familia necesita hacer es venir al Tratamiento, creer, perseverar y obedecer. Así, tendrá de vuelta a su familiar transformado. No deje de participar todos los domingos a las 3 p. m.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *