¿Problemas u oportunidades?

problemas

Un jefe que le trae más trabajo, una reunión de última hora, una propuesta que le incita a salir de su zona de confort. Si esas situaciones le parecen familiares, esté atento, puede estar mucho más cerca de una oportunidad de lo que cree. ¿Cómo? La respuesta es simple. Si da lo mejor de sí, automáticamente ganará notoriedad por sus esfuerzos.

La mayor dificultad que muchos tienen es identificar todas esas señales que surgen sutilmente. Generalmente las oportunidades vienen disfrazadas de problemas. Quien no tiene visión, puede no identificar una oportunidad cuando le pasa por delante y, lo que es peor, puede quejarse por la situación que está viviendo. Piense, si nadie conoce su trabajo, ¿cómo espera que lo llamen para algo mejor? Si nadie conoce su empresa, ¿cómo espera cerrar grandes negocios?

Si las oportunidades surgen disfrazadas de problemas, no se queje. Sepa que las quejas son repelentes de oportunidades. Lo ideal es mirar el lado positivo de la situación.

Para aprender a hacerlo, participe este lunes del Progreso Económico, una reunión que se realiza a las 3 pm y en especial 7 pm en el Boulevard de Sabana Grande diagonal a la estación del metro Chacaíto.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *