¿Qué hacer para tener un casamiento maduro y duradero?

matrimonio-duradero

Todos los días hombres y mujeres se unen en matrimonio y se hacen promesas para que la relación sea feliz y duradera. Con el paso del tiempo, las diferencias que no se conocían se hacen evidentes y los desacuerdos comienzan a aparecer. Por eso, la pareja debe cuidar diariamente la unión para que sea sólida y madura.

La terapeuta de parejas Ana Cecília Moraes afirma que los cuidados no deben restringirse al comienzo del matrimonio. “El matrimonio es como una flor que nace, pero cuando crece también necesita ser regada diariamente para que continúe floreciendo. En el caso contrario, se secará y morirá,” compara.

¿Qué se necesita, entonces para tener una relación madura y duradera? Es claro que el amor es esencial para mantenerlo. Sin embargo, no es suficiente.

Para que se vuelva sólido es necesario que sea estable. Eso no quiere decir que la pareja no tendrá más problemas por el camino, pero el marido y la esposa lograrán encontrar el equilibrio para solucionarlos. “Mientras que el hombre y la mujer maduran en sus actitudes particulares, la relación también va madurando”, resalta la terapeuta.

¿Cuál es el secreto?

El primer paso para comenzar a construir una relación es aceptar las diferencias del cónyuge y no intentar convencerlo de que debe ser como usted quiere. Aliados a la tolerancia están la paciencia y el respeto. “Cuando la esposa respeta al marido, ella entiende incluso lo que no admira en él”, destaca la especialista.

En ese sentido, el diálogo también es algo que no puede faltar. Cuando su marido está más callado, en vez de hacer suposiciones, invítelo a conversar de forma amigable. Si usted es solícita, y le demuestra que sabe escucharlo, cuando sea su turno de hablar, él seguramente la oirá.

Busque también la comunicación en los contratiempos. Las parejas que discuten sobre los problemas tienen una relación más fuerte que aquellos que evitan discutir. Sin embargo, la conversación no puede estar marcada por exigencias y explosiones emocionales. “El diálogo que hace madurar al matrimonio es aquel en el que hay una discusión amistosa, donde ambos participan y escuchan las opiniones”, resalta la especialista.

Al informar al cónyuge sobre algo que lo está incomodando, no lo ataque con palabras. La terapeuta da un ejemplo: “en lugar de criticar duramente diciendo “eres un marido distante”, diga “me gusta cuando estás más tiempo conmigo”. ¿Nota la diferencia? así usted cambia la acusación por una cualidad”.

Fortalecidos

1M3O12101_AR-360x240María Lucia Vieira de Sá, de 53 años, está casada con Félix Dantas de Sá, de 58 años (pareja de la foto de al lado). Ella cuenta que el diálogo y la paciencia siempre estuvieron presentes en la unión, desde hace 25 años. “Él siempre estuvo a favor de la conversación. Entonces, nunca dejamos de debatir los problemas.”

Ella recuerda que ellos pasaron por muchas adversidades al principio del matrimonio, principalmente porque ella se había quedado embarazada en el inicio de la relación. Sin embargo, con paciencia, aprendieron a lidiar con ellas. “Fueron muchas luchas al principio. Pero fuimos adquiriendo sabiduría, buscándola con Dios, para aprender uno con el otro”, argumenta.

Maria Lucia aprendió a ser auxiliadora de su marido, apoyándolo e incentivándolo. “Respetar sus decisiones es algo importante para que mantengamos una unión feliz.”

Para ella, el matrimonio también es exitoso cuando la pareja mantiene la complicidad. Ella cita su propio ejemplo: “siempre compartimos algo del día a día o algún problema. Así, logramos llegar juntos a un mismo propósito”, dice.

El matrimonio es una sociedad. Entonces, para que permanezca sólido, es necesario que la esposa y el marido caminen uno al lado del otro y en la misma dirección. “Ustedes deben ser un equipo en el cual uno ayuda al otro a alcanzar el objetivo. Si cada uno desea una meta diferente, el matrimonio puede desanimarse”, advierte Ana Cecília.

Además de eso, hagan actividades juntos, separen un tiempo de la semana para ustedes y mantengan la alegría de vivir juntos. De esa forma estará actuando con sabiduría en la construcción de una relación madura. Su marido notará su comportamiento y seguirá su ejemplo.

Fortalezca su matrimonio

• No se acomode. Sorprenda a quien usted ama con algo diferente en el hogar o en usted.

• Reconozca sus fallas y, si su cónyuge se equivoca, no lo ataque con palabras.

• Siempre pida perdón cuando esté equivocada.

• Abandone las malas influencias y corte las amistades que distraen la relación.

• Ore por su marido y siempre incluya a Dios en todo lo que sea referente a su matrimonio.

Para saber más cómo resolver los problemas de la vida sentimental, participe en las reuniones de la Terapia del Amor, todos los jueves a las 3 pm y especialmente a las 7 pm en el Boulevard de Sabana Grande diagonal a la estación del metro Chacaíto. En cada reunión, matrimonios, novios y solteros aprenden sobre el amor inteligente y cómo desarrollar la relación de pareja.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *