¿Qué haces cuando recibes una crítica?

El tema no es nada nuevo, pero es extremadamente importante. Por ello, citamos una encuesta que se hizo en 2011. Esta ilustra algo que muchos hombres saben en la práctica: casi todo el mundo rechaza la reprensión, ya sea que suceda en el trabajo, en el entorno familiar, en las relaciones de amistad o en cualquier conversación que la persona se convierta en el tema.

El estudio, realizado por el personal del Instituto Canadiense PsychTests con 3000 voluntarios, mostró cuán poco preparadas están las personas para lidiar con las malas críticas que reciben en el día a día.

Aunque la investigación se realizó hace diez años, nos ayuda a comprender el comportamiento humano cuando se trata de críticas. El estudio señaló que el 66% de los participantes admitieron que eliminaron la «retroalimentación negativa» y no necesariamente cambiaron su comportamiento o hablaron con el autor de la crítica. Por su parte, el 29 % pensaba que los comentarios se hacían con la intención de hacer daño y no ayudar; y el 14 % pensaba que estas notas se hacían por pura envidia o enojo.

La primera reacción de quienes son criticados suele ser emocional. Aunque no se demuestre, en el fondo, muchos hombres están rumiando un sentimiento ávido de revancha, en el que pueden demostrar que sus actitudes no fueron incompetentes o equivocadas. O peor aún: minimizan su propio error señalando el de los demás.

Algunos hombres se sienten ofendidos e incluso argumentan que han sido irrespetados por el comentario negativo. También hay quienes reaccionan a las críticas negativas teniendo actitudes violentas y desmoderadas; otros son intransigentes y no hacen el más mínimo esfuerzo para tratar de entender lo que está sucediendo y luego les dirigen groserías hasta a aquellos que no tienen nada que ver con lo que sucedió.

Te recomendamos: ¿Tener tiempo libre de sobra es realmente bueno?

Reacción de hombre

En lugar de pensar en defender tu orgullo, lo más correcto es analizar la situación con calma. Hay casos en los que la crítica puede ser motivada por alguien a quien no le agrades. Sin embargo, incluso en estas situaciones es necesario actuar racionalmente y no ceder a las apelaciones de la revancha.

La Biblia dice en Proverbios 15:31-32«El oído que escucha las reprensiones de la vida, morará entre los sabios. El que tiene en poco la disciplina se desprecia a sí mismo, mas el que escucha las reprensiones adquiere entendimiento».

En la práctica, significa que tenemos que tratar de entender claramente la verdadera razón de la crítica. Es necesario evaluar si hay algo positivo y, si es necesario, cambiar lo que está mal para progresar. Esto requiere humildad.

Cualquiera puede sentirse incómodo al recibir una crítica negativa. Sin embargo, la próxima vez que esto suceda, respira profundo y trata de cambiar tu actitud hacia ella. En lugar de explicarte o buscar una excusa, ejercita el arte milenario de tragarse el coraje, también llamado resiliencia. Esta crítica puede cambiar tu punto de vista después de pensarlo un poco e incluso puede evitar muchos problemas.

Escucha primero, respeta lo que se ha dicho y luego reflexiona sobre el tema. Tómate el tiempo para hablar sobre el problema y refléjate en Jesús. También fue criticado en su jornada, pero usó la calma y el sentido común para evaluar si merecían algún tipo de respuesta o simplemente el silencio.

Entradas relacionadas