¿Que sería más fácil?

queseriafacil

No existen imposibles para Dios, sino “obstáculos”, que surgen a partir del momento en que comienza la “voluntad propia” de cada ser humano… ¿Que sería más fácil?

¿Cómo se llamaba la Tierra antes de ser habitada por el ser humano, cuando no tenía forma y estaba vacía? ¡Era un astro como los demás!

Pero, después que el Espíritu Santo le dio forma y vida, mediante la tierra, agua y oxígeno, entonces, el Espíritu Santo Creó los seres vivos en la tierra, en el agua y el aire. Después de eso, puso el nombre de Tierra a este planeta lindo en que vivimos.

“Y la tierra estaba sin orden y vacía, y las tinieblas cubrían la superficie del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la superficie de las aguas.” (Génesis 1.2)

El ser humano es una criatura sin forma, vacía, y tiene un gran abismo dentro de él… hasta el día en el que permite que el Espíritu Santo lo Haga Hijo de Dios, mediante Su Bautismo.

“Creó, pues, Dios al hombre a imagen suya, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. Y los bendijo Dios y les dijo: Sed fecundos y multiplicaos, y llenad la tierra y sojuzgadla; ejerced dominio sobre los peces del mar, sobre las aves del cielo y sobre todo ser viviente que se mueve sobre la tierra.” (Génesis 1.27-28)

¿Por qué, entonces, el ser humano, con toda esta autoridad para dominar, no consigue dominar sus sentimientos, impulsos y emociones? ¡Porque es criatura y no Hijo! Y esta autoridad es dada sólo a los hijos, pues sólo estos consiguen dominarse interior y exteriormente.

La preocupación, el miedo, la ansiedad… son sentimientos que tu consientes. Sin embargo, la paz es algo que tienes que perseguir porque, en caso contrario, de ninguna forma la recibirás. La sociedad apenas ofrece una sensación de paz, que funciona cuando todo va bien. Mientras, aunque cuando nada parece favorable, tú, que conoces la Voluntad de Dios para tu vida, consigues mantener la calma y la confianza. Eso sí es experimentar la Paz de Dios.

¿Y como podemos cultivar la única paz –la interior– que nos es posible controlar? Aplicando Su Palabra en nuestras vidas de forma práctica y colocando cada situación de difícil solución en Sus Manos. “Por tanto, habiendo sido justificados por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo…” (Romanos 5.1)

No existe nada difícil para Dios, pero, si “existiera”, ¿que sería más fácil: que Dios cree una nueva tierra y un nuevo cielo, o hacer de ti Su Hijo?

Es más fácil que Dios cree nuevos Cielos y una nueva Tierra que hacer de ti un hijo de Él. ¿Por qué? Porque los Cielos y la Tierra no tienen voluntad propia, de ahí que surja ésta facilidad para Dios crearlos. Sin embargo, tú y yo, que tenemos voluntad propia, Dios respeta tal libertad, pues fue Él mismo quien nos dio libre albedrío.

¿Entonces? ¿Que serás de hoy en adelante? Continuarás siendo criatura, dominado, o serás Transformado en Hijo, para dominar? Observa que el Espíritu Santo sólo nos hace Hijos de Dios mediante una entrega total, incondicional, de nuestra parte hacia Él.

Fuente: juliofreitas.com 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *