¿Quiere ser promovido? Sea un súperempleado

superempleado

Hay una forma de convertirse en el empleado perfecto: Es una combinación de capacidades y mentalidad que pueden desarrollarse a partir de cinco hábitos:

1. Elija el medio adecuado para su talento. Es difícil ser un súperempleado si las necesidades de la compañía son muy distintas de sus capacidades, talentos y valores. Cuando uno no se siente a gusto no puede rendir al máximo de su potencial y, en consecuencia, cae en la mediocridad.

2. Preste atención a lo que valora su jefe. Estudie las preferencias y las metas de sus jefes directos, los jefes de sus jefes y la compañía en general. Esfuércese por participar en proyectos y reuniones que no son parte de su trabajo. Haga más de lo que le piden.

3. Concéntrese tanto en las responsabilidades diarias como en la visión general. Si no entiende algo, obtenga la información que necesita. Cuando se entiende lo que hay que hacer y por qué hay que hacerlo, uno se vuelve más estratégico y comienza a anticiparse a lo que hay que hacer.

4. Acepte ideas más amplias. Tener tiempo libre en el día, entre reuniones, o reservar bloques de tiempo para pensar o trabajar en proyectos que requieren concentración, también puede mejorar mucho el desempeño.

5. Piense en sus compañeros. Sintonice con los que le rodean y perciba si necesitan algo. Una parte fundamental de cualquier trabajo es ayudar a que la gente se lleve bien. Los súperempleados hacen de eso una de sus principales prioridades. Ven las relaciones como algo crítico para el éxito.

Progreso Económico, todos los lunes a las 7 y 10 am, 3 pm y especialmente a las 7 pm en Boulevard de Sabana Grande diagonal a la estación del metro Chacaíto.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *