¡Quieren el SI de Dios, pero siempre dicen no!

si-de-Dios

¡Queremos lo que no tenemos, pero nos negamos a dar a cambio lo que tenemos. El ser humano, mayormente, quiere el sí de Dios, pero dice, sin darse mucha cuenta, un sonoro y redondo no!

“¡Existen personas para todo!”… ¿escuchaste alguna vez esta afirmación? Pero es verdad, somos tan iguales en muchos aspectos, pero tan diferentes al mismo tiempo. Lo que nos asemeja es que queremos determinadas cosas en la vida para sentirnos realizados, aceptados, completos, valorados, amados y felices.

Lo que nos aleja a unos de los otros es que mientras unos están dispuestos a sacrificarse por todo aquello que desean de Dios, otros sólo saben decir “noes” seguidos, pues no quieren tener el trabajo…

Fíjate si no es verdad:

  • Hay quienes quieren el SÍ de Dios, pero viven diciéndole no.
  • Hay aquellos que quieren el perdón de Dios, pero no quieren perdonar al prójimo.
  • Hay aquellos que quieren la Respuesta de Dios, pero lo que Dios les pide, ellas, no lo hacen.
  • Hay quienes quieren que Dios les abra las puertas, pero sólo se quedan en casa, parados, en vez de ir a la lucha.
  • Hay aquellos que quieren que Dios les honre, pero ellos no quieren honrarle en su Altar.
  • Hay aquellos que quieren que Dios sea su amigo, pero no quieren ser amigos de Dios.
  • Hay quienes quieren que Dios responda a su oración, pero ellas no oran o hablan con Él.
  • Hay aquellos que quieren que Dios escuche su voz (oración), pero ellas no escuchan la Voz de Dios.
  • Hay quienes quieren que Dios realice sus sueños, pero no quieren realizar el sueño de Dios en la tierra que es salvar almas.
  • Hay quienes quieren que Dios haga en sus vidas un cambio extraordinario, pero no tienen coraje para hacer en el Altar de Dios lo extraordinario.
  • Hay aquellos que quieren la salvación de su alma, pero no quieren arrepentirse, bautizarse y entregarse totalmente al Altísimo.

Si seguimos con la lista, podemos pasar un día entero… pero piensa, analiza, pues quieres tanta cosa de Dios, pero, ¿y lo que Dios quiere de ti? ¿Será que lo has hecho?

¡Piensa y medita!

Pr. Philippe Mendes

Obispo Julio Freitas.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *