quizas190917

Quizás aquella persona no esté pensando mal de usted.

Quizás su amiga no le saludó en el pasillo porque su mente estaba en otro lugar.

Quizás su esposa/esposo tenga la razón, en el final.

Quizás la ropa de ella está apretada porque ha ganado un poco de peso y no porque es una desvergonzada o porque quiere llamar la atención.

Quizás él no hizo esto a propósito.

Quizás lo que usted escuchó hablar de aquella persona es porque quieren perjudicarla. Intriga de la oposición.

Quizás aquella historia tan convincente denegriendo a alguien es apenas una mentira bien contada — o no es la historia toda.

Quizás no es nada de eso  que usted  piensa.

Quizás aquella crítica fue porque la persona que la hizo se siente inferior a usted y no porque su  desempeño haya sido malo.

La lámpara del cuerpo es el ojo. Cuando tu ojo es bueno, también todo tu cuerpo está lleno de luz; pero cuando tu ojo es maligno, también tu cuerpo está en tinieblas.Lucas 11.34

Crea en lo mejor, hasta que se pruebe lo contrario. Y cuidado con lo que las personas llaman de “pruebas”.

Pero no sea ciego.

Comparte!

Obispo Renato Cardoso

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *