razaelegida

… y sobre Esta Roca edificaré Mi Iglesia; y las puertas del infierno no prevalecerán contra ella. Mateo 16:18

¿Por qué las puertas del infierno han prevalecido en la vida de algunos obreros, así como en la vida de personas que tienen un cargo en la iglesia o son miembros? Pues es una dificultad para muchos vencer al diablo, al pecado y a sus problemas.

¿Usted ya pensó en el hecho de no ser todavía iglesia del Señor Jesús? Existen la iglesia institucional y la espiritual. La institucional está compuesta por miembros, obreros, pastores, obispos, esposas, diáconos, presbíteros y etc. Sin embargo, dentro de la institución, a ejemplo de la Universal del Reino de Dios, existe un grupo selecto y pequeño que no solamente forma parte de la institución sino de la:
… raza elegida, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de Aquel que os llamó de las tinieblas a Su luz admirable. 1 Pedro 2:9

Raza elegida: una raza es un grupo de individuos pertenecientes a un tronco común y que presentan particularidades semejantes entre los miembros de la misma especie. Pienso que esas particularidades semejantes son los frutos del Espíritu Santo.

Real Sacerdocio: es un grupo de sacerdotes, o sea, sacrificadores, personas que entregaron sus vidas en el Altar como “sacrificio vivo y agradable a Dios” y permanecen hasta la muerte.

Nación santa: el significado de nación es un grupo de individuos unidos por la misma lengua, intereses y aspiraciones comunes; ese conjunto de individuos fue “santificado”, o sea, separado del mundo, del pecado y de los propios intereses y proyectos personales para atender los de Dios.

Pueblo adquirido por Dios: así como para identificar que el ganado tiene su dueño es necesario colocar un sello con las iniciales del propietario, quien forma parte de este pueblo tiene el sello del Espíritu Santo, o sea, Su bautismo, al cual las puertas del infierno reconocen y jamás pueden tocar ni siquiera sus restos mortales.

Anunciar las virtudes de Aquel que os llamó de las tinieblas: ese pueblo fue llamado para anunciar el Evangelio, o sea, ganar almas, luchar por ellas, despoblar el infierno y poblar el cielo.

Esos son los nacidos de Dios, la “IGLESIA DE DIOS” contra la que las puertas del infierno no pueden prevalecer.

Para que usted forme parte de ella, no existe otra manera a no ser a través del SACRIFICIO de renunciar a todo lo que es y lo que pretende ser, a todo lo que tiene y lo que pretende tener, renunciar a la propia vida en favor de la vida con Dios. Y eso no tiene nada que ver con la posición que se ocupa en la iglesia institucional.

PIÉNSENLO.

Fuente: bispomacedo.com.br/es

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *