retirese

A Albert Einstein se le atribuye la siguiente previsión: “Temo el día en que la tecnología sobrepase nuestra humanidad. El mundo solo tendrá una generación de idiotas.”

Albert, parece que ya estamos allí:

RenatoCardoso-com_

RenatoCardoso-com-

RenatoCardoso-com-1RenatoCardoso-com

Nuestros hábitos de consumo de información están terminando con nuestra sociabilidad, productividad, poder de atención y creatividad. O sea, no sabemos más interactuar con las personas, no producimos tanto en el trabajo como podríamos, tenemos dificultad de enfocarnos en algo durante mucho tiempo y prácticamente no creamos nada más — solo consumimos informaciones que nos bombardean a cada pocos segundos en una pantalla cerca de nosotros.

Esto es tan perjudicial que hay empresas hoy que ya prohíben que sus empleados usen el e-mail profesional después del horario de trabajo y otras que extinguieron el e-mail interno totalmente. Algunos gurús de la productividad aconsejan tomarse vacaciones de la tecnología para mejorar la salud mental y física.

No me tome a mal: amo la tecnología. Pero confieso que ya sentí muchos de los síntomas de la sobrecarga de informaciones que cité anteriormente. Es por eso que abrazo con toda mi fe e inteligencia la propuesta del Ayuno de Daniel.

Serán 21 días de revitalización mental, emocional y espiritual para quien quiere invertir en las partes más importantes de sí mismo: la mente y el espíritu.

Vamos a hacer un retiro espiritual y mental.

Vamos a filtrar todas las actividades innecesarias, eliminar las distracciones y las informaciones inútiles — y vamos a enfocarnos en lo que importa.

¿Acaso USTED logra, durante 21 días esto?

  • Usar Internet solamente para el trabajo o el estudio
  • Mantener la radio y la TV desconectadas, excepto para contenidos que aumenten su fe
  • Darle preferencia a la lectura y la meditación de la Palabra de Dios sobre otros contenidos
  • Separar tiempo para pensar en usted, evaluarse y practicar la autoayuda
  • Cultivar momentos de silencio para oír la voz de Dios, orar y buscar la dirección del Espíritu Santo.

Lograr, usted lo logra. La pregunta realmente es si quiere los beneficios que este retiro le traerá.

Espero que acepte el desafío. Todos los días durante este período, postearé algo aquí en el blog para inspirarlo. Comente sus experiencias.

Vamos a crecer juntos.

Obispo Renato Cardoso

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *