“Sanada de migraña y artritis”

tes-Arelis-Martínez

Durante mucho tiempo sufrí con migraña muy fuerte. Recuerdo que cuando me daban los dolores no lo­graba hacer nada, pues no me po­día ni levantar de la cama. Además de esto tenía artritis en las manos. Al visitar los médicos me decían que debía recibir tratamiento pero que estas enfermedades no tenían cura y debía aprender a convivir con esas enfermedades.

Una amiga me hizo la invitación para participar en la Iglesia Univer­sal y recibir la unción con el aceite santo. Comencé a asistir y coloqué mi fe en práctica. Me ungía con el aceite así como si fuera la medici­na, recuerdo que lo colocaba en mis manos en la cabeza y en los lugares donde tenía dolencia.

Ahora estoy completamente sana­da, ya no sufro más con esas enfer­medades, puedo mover las manos y llevar una vida normal, pues el Señor Jesús me sanó por completo, gracias a Dios.

Arelis Martínez

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *