simpatiaSer simpático es ser amable, respetuoso, simple, bondadoso, amigo y comprensivo. La simpatía es un atributo humano indispensable para nuestra relación social en el día a día. Es claro que no siempre se consigue mantener la sonrisa, principalmente en las horas difíciles, pero, si tienes dominio propio, sabes cómo actuar en esas horas.

Evite usar palabras duras con los demás porque esto le puede traer serios disgustos: “la respuesta suave aplaca la ira, pero la palabra áspera hace subir el furor.” (Proverbios 15:1)

Es verdad que nadie consigue agradar a todos, siempre existe una u otra persona cuyas ideas se oponen a las nuestras. Sin embargo, si la persona mantiene una actitud antipática y no agrada a nadie, acabara teniendo muchos enemigos, que en un momento u otro podrán perjudicarle.

Ser simpático con alguien es muy importante para nuestra imagen personal, pues es inconcebible que los demás paguen por nuestros problemas personales, y, seguramente, ellos reclamaran si eso ocurre. Imagine si llevamos nuestros problemas al trabajo, y sin darnos cuenta tratamos mal a los clientes. Todos saben que el cliente siempre tiene la razón. Tenga cuidado cuando atienda los teléfonos,  no use términos vulgares y groseros. No trate a los clientes con confianza trátelos con simpatía y educación.

Recuerde que la simpatía es algo valioso, independientemente de nuestra posición social. Siendo así, la persona estará cuidando de su imagen personal.

Por lo demás,  hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad. (Filipenses 4:8)

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *