Sed y hambre de justicia

justicia100417

Todo ser humano sea rico o pobre, sea quien sea, quiere justicia. Todos nosotros tenemos sed y hambre de justicia. Pero, ¿por qué Dios no hace justicia en la vida de muchas personas?

Primero, todo es por medio de la fe, la salvación de nuestra alma, sólo se alcanza por medio de la fe, por ejemplo el Señor Jesús dijo: “Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos”. Mateo 18:20

La pregunta es: ¿cómo usted sabe que Jesús ésta en medio de está congregación? ¿Por medio de qué la persona sabe? por medio de la Palabra, pues todo viene por este medio. Por ejemplo, nadie nunca estuvo en el infierno y tampoco nadie estuvo en el cielo, pero ¿cómo sabemos que éstos existen? Por causa de la palabra.

Entonces si no hay fe en la palabra, estaremos perdidos, estaremos condenados. Pues, la fe exige obediencia a la palabra de Dios, si decimos que creemos en Él, debemos creer en la palabra.

Aquel que está sentado en el trono hizo una promesa para cada uno de nosotros.Y ¿quién está sentado en el trono? nuestro Dios aquel que nunca pierde una batalla.

“Por esto están delante del trono de Dios, y le sirven día y noche en su templo; y el que está sentado sobre el trono extenderá su tabernáculo sobre ellos. Ya no tendrán hambre ni sed, y el sol no caerá más sobre ellos, ni calor alguno; porque el Cordero que está en medio del trono los pastoreará, y los guiará a fuentes de aguas de vida; y Dios enjugará toda lágrima de los ojos de ellos.” Apocalipsis 7:15-17

El Cordero es el Señor Jesús que es nuestro abogado para defender nuestras causas, entonces si yo tengo un juez que es justo y no acepto lo que estoy pasando, las injusticias en la familia, en la vida sentimental, en la vida económica, en la salud, etc. Entonces tengo la oportunidad de que la justicia sea hecha en mi vida, pues no podemos esperar por la justicia humana y si por la justicia que no falla que es la justicia divina.

Obispo Leandro Queiroz

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *