Ser hombre, no es fácil

hombresss

Como hombre, también pasa situaciones difíciles. La necesidad de siempre ser fuerte y nunca mostrar ninguna debilidad, aunque esta exista. Ser un líder para su familia, para su esposa e hijos, cuando en realidad le gustaría que alguien le mostrara el camino. Elegir lo correcto en un mundo de errores.

Admitir nuestras fallas cuando su ego no quieren exponerse. Aprender a ser hombre, cuando en el interior aún es apenas un niño.

Ser hombre no es fácil.

Pero “difícil” también es parte de ser hombre. Al hombre no le gusta nada que sea fácil. Le gustan los desafíos. Quieren probar que pueden lograrlo, que son mayores que el problema que en carean.

Es por eso que van a la luna, escalan el Everest, navegan el mundo y construyen autos veloces. Son eléctricos por el sentido de la realización. “Y por favor nunca le diga que algo no puede ser hecho”. ¡Van a morir intentándolo!

Ser hombre no es fácil. Pero lo prefieren así.

Sin embargo, la verdadera conquista de un hombre no es medida por su poder, dinero o fama. Su mayor realización es vencerse a sí mismo.

Mejor es el que tarda en airarse que el fuerte; y el que se enseñorea de su espíritu, que el que toma una ciudad. Proverbios 16:32

 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *