“Sí se puede abandonar los vicios”

Test-Maria-Perez

“Llevaba una vida muy des­ordenada, consumía alcohol y no le daba importancia a nada. Tenía problemas de depresión y con la autoestima baja pues no lo­graba valorarme. A raíz de esto perdí mi matrimonio, mi hogar. Esta adic­ción creció en mí desde pequeña al ver que mi padre consumía alcohol y nos maltrataba, esto hizo que yo me refugiara en esto también, así crecí al punto de perder todo y tener que empezar de cero.

Recuerdo escuchar siempre la voz de aquellas que yo pensaba que eran buenas amistades, me iba a fiestas, dejaba a mis hijos y no me importa­ba. En medio de toda esta situación me hicieron la invitación a la Iglesia Universal para buscar la liberación de este mal.

Al principio no fue nada fácil, fue una lucha muy fuerte, pero perse­verando y siendo constante con el tratamiento en la cura de los vicios, logré ser libre del alcohol, abandoné todo lo que me hacía daño y entendí que tenía mucho valor para Dios.

Hoy soy una mujer feliz, con paz, con mi familia restablecida y con un nuevo estilo de vida, pues el Señor Jesús a través de la fe me restauró por completo, así que puedo dar fe de que sí existe la cura para los vicios, pues yo lo logré”.

María Pérez

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *