Siendo una amiga

siendounaamiga

La semana pasada hablamos de las amigas falsas y de cómo es necesario elegir nuestras amistades con cuidado. Ahora ya podemos ir al segundo punto importante para cultivar una amistad…

Antes de pensar en tener una amiga, necesitas preocuparte en ser una. Ser amiga es dar de ti misma, dar de tu tiempo, dar tu cariño, tener consideración, demostrar respeto, ser sincera, saber la hora de quedarse en silencio, y mucho más. No es fácil, ¿verdad? Amistad envuelve muchas cosas, y ser más fácil de entender, y dártelo bien masticado, vamos a abordar uno a un los puntos que abordé arriba. Vamos allá?

1. Dar de ti misma:
Significa preocuparse en ser amiga, y no usar a la otra persona para descargar tus preocupaciones y frustraciones. Es estar presente cuando ella te necesita también. Además, es muy bueno cuando aprendes a ser una amiga de verdad, pues te sientes feliz al saber que ayudaste a alguien… ¡Es mucho mejor dar que recibir!

2. Dar tu tiempo:
Tú tienes una vida agitada – bueno, ¿quién no tiene una vida agitada en los días de hoy? Pero cuando eres una amiga de verdad, eres capaz de sacrificar tu tiempo.
De repente, tienes la agenda llena de cosas que hacer, pero tu amiga te necesita. Entonces, te haces un tiempo, sin hacerle saber que está “estorbando” tus planes y que, así, se sienta culpable. Ella puede percibir que estás sacrificando tu tiempo, pero tú no dejas que se sienta mal. Ella va a tener mucho más valor para ella misma por esto. ¡Caramba, qué bueno!

3. Tener consideración:
¿Sabes lo que es tener consideración por alguien?
Bueno, aunque lo sepas, me gustaría analizar la palabra “considerar” con ustedes. “Considerar” significa: examinar atentamente, ponderar, pensar, imaginarse.
¿Y la consideración?
¡Ah, esta es fácil! Demuestro tener consideración por alguien cuando me coloco en su lugar, pues no voy a hacerle a ella lo que no me gustaría que hiciesen conmigo.
Mmmm, ¿compliqué las cosas o se pudo entender???
Al colocarte en el lugar de los otros, piensas, analizas, usas la razón, das importancia, estás atenta, reflexionas, y entonces, respetas y consideras a las demás personas.
La consideración es algo lindo. ¡Qué pena que pocos se den cuenta de esto!

Fuente: nandabezerra.com/es/

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *