«Sola, sin salud y sin amor»

soraida

“Era una persona muy agresiva, tenía mal carácter, estaba llena de rencor, odio y tristeza. Además de esto me sentía muy sola y pensaba que la razón por la cual había venido a este mundo era para sufrir.

Sufría de los nervios, tenía dos válvulas en el corazón, sufría constantemente de migraña; no lograba conciliar el sueño, tenía pesadillas y discutía frecuentemente con mi esposo.

Gracias a una invitación que me hizo un familiar comencé a participar en las reuniones de Liberación Espiritual y poco a poco mi vida fue cambiando hasta convertirse en la maravilla que hoy en día es. Mi corazón está lleno de paz, tranquilidad y amor; no sufro de ninguna enfermedad y soy muy feliz junto a mi esposo, gracias a Dios”. Nos dice la Sra. Zoraida Lucena.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *