Sólo porque no está contigo

noestacontigo

Hay un puente que nos separa… nuestra realidad de la de los demás; nuestra vivencia de la de los demás; nuestro día a día del día a día de los demás; nuestros hijos de los hijos de los demás… pero, ¿y si de repente tu vida el reflejo de la vida de los demás?

Un día, estás organizando una fiesta de cumpleaños de tu hijo y, al otro, buscas refugio porque tu casa fue bombardeada. ¿Te parece ficción? Pues, a los ojos de esta niña no parece ficción, sino una verdadera pesadilla.

Imagínate vivir en la casa de tus sueños, con una cerca blanca, pisando el césped mojado del jardín, recibiendo en tu piel el calor del sol y el arco iris de luces que éste produce, tomando un helado… hasta que, súbitamente, todo cambia.

El cielo se oscurece, policías o guardias civiles llaman a la puerta, comienza a existir un protocolo obligatorio y quien lo rompe pone su vida en riesgo. La comida empieza a escasear, tu propia casa ya no es un lugar seguro… ¿y tus familiares? Ya les perdiste el rastro…

¿Te parece demasiado? Pero, infelizmente, es la realidad de la vida de millares de personas en el mundo entero. Ya hubo un momento en el que toda Europa estuvo en guerra, en que la ciudad de Londres fue bombardeada hasta la ruina, que Francia fue invadida, en que EEUU tuvo batallas sangrientas… si, todo depende del “aquí y ahora” y del reconocimiento de que todo puede cambiar en apenas un segundo.

¿Te sientes (in)seguro?
En este mundo, es imposible tener el control sobre lo que quiera que sea. La única seguridad que tenemos sobre nuestra vida en la Tierra es el presente, el momento en el cual respiramos. Por eso, valora la calidad de tu “aquí y ahora”, pues, por más bienes materiales que tengamos, estos nunca garantizarán la seguridad del presente y mucho menos del futuro. Sólo quien experimenta la Seguridad dada por Dios sabe que ésta es la Única que ofrece la paz y la confianza necesarias para vivir en este mundo en el que, ¡la incerteza es la certeza más absoluta que tenemos!

Fuente: juliofreitas.com

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *