Somos bendecidos gracias a Dios

test-familia060917

Antes de llegar a la Iglesia Universal nuestra vida era un desastre, teníamos muchos problemas, no había paz, existían enfermedades y vicios. Mi esposo padecía con 9 hernias discales, no lográbamos entendernos y esto hizo que llegáramos a punto de la separación.

El dinero no nos rendía para nada, mi hijo estaba enfermo y constantemente debía ser sometido a tratamientos. En medio de la desesperación y el hecho de estar sin solución sin saber qué hacer ni a dónde ir, una hermana de mi esposo le hizo la invitación a la Iglesia Universal. Tomamos la decisión de asistir y luchar por tener una vida tranformada.

Logramos ser liberados de todos los males, mi esposo al igual que mis hijos fueron sanados y ahora reina la paz en nuestro hogar. Tenemos ánimo de seguir adelante, ahora nos comunicamos y estamos unidos para enfrentar los problemas juntos. Ahora somos una verdadera familia y gracias a Dios ganamos la liberación, una vida espiritual bendecida, salud y un matrimonio bendecido.

Alirio y Elida

 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *