¿Su vida es ordinaria?

vidaordinaria

“Cuando la reina de Sabá oyó sobre la fama de Salomón, vino a Jerusalén a probar a Salomón con preguntas difíciles. Ella tenía un séquito muy grande, con camellos cargados de especias y gran cantidad de oro y piedras preciosas. Ella le contó a Salomón, todo lo que tenía en su corazón”.(2 Cronicas 9.1)

Esta actitud de la reina de Saba revela mucho sobre sus intenciones. Ella quería que Salomon se sintiera inferior, por eso fue cargada de todas sus riquezas.

El Propio Señor Jesus siempre dejó claro que vivimos en una verdadera guerra en el mundo físico y espiritual, siendo que quien vence es el más fuerte.

¿Y cuando somos fuertes? Cuando estamos en el Altar de Dios. Ahí, sí, nos hacemos fuertes, libres, pues existe indignación espiritual. Y esto acontece independientemente del racismo, de la oposición, de la política, de la corrupción, de la mentira, de la incredulidad, de la violencia, del terrorismo… pues, cuando sacrificamos para Dios, estamos manifestando una indignación que nos hace libres y fuertes.

¿Qué tenemos a perder? ¡NADA! Pues con Dios no se pierde.

La reina salió al encuentro de Salomón para probarlo y él respondió a todas las cuestiones que ella tenía, así como usted, cuando intentan colocarlo en jaque o hacerle preguntas difíciles, tiene que tener las respuestas en la punta de la lengua.
¿ Y cuando es que usted y yo tenemos la respuesta en la punta de la lengua? ¡CUANDO NUESTRA VIDA ES EXTRAORDINARIA!

“Y Salomón contestó a todas sus preguntas ; no hubo nada tan difícil que Salomón no pudiera explicár. Cuando la reina de Sabá vio la sabiduría de Salomón, la casa que él había edificado, los manjares de su mesa, las habitaciones de sus siervos, el porte de sus ministros y sus vestiduras, sus coperos y sus vestiduras, y la escalinata por la cual él subía a la casa del Señor, se quedó sin aliento.” (2 Cronicas 9.2-4)

O sea, El MUNDO TIENE QUE VER, su familia tiene que ver… por eso, el Señor Jesús dijo “por las señales se conoce el árbol”. Pero, ¿ver el qué? ¡La Grandeza de Dios en su vida!

Y esta es vista con todo detalle. Fue esto que la reina de Sabá observó, hasta en las vestiduras de los siervos del rey Salomón , reconociendo que todo lo que era dicho acerca de él era no sólo verdadero, sino que además superaba todas las expectativas.

Lo mismo tiene que suceder en su vida. Las personas tienen que ver que su prosperidad, unión familiar, salud, matrimonio, realización sentimental y Fe en Jesus son VERDADERAS.

¡SÍ, TODOS TIENEN QUE VER Y RECONOCER! Y no es para usted sentirse mejor que los otros o humillarlos, y sí, única y exclusivamente, PARA LA GLORIA DE DIOS.

 Fuente: juliofreitas.com

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *