¿Sus emociones dominan a sus actitudes?

emociones150118

¿Un día estresante en el trabajo es suficiente para que usted maltrate a su marido o a sus hijos cuando ellos llegan a casa? ¿Las circunstancias definen su humor? Es decir, ¿cuándo todo va bien, usted está bien, pero solo basta un problema para que pierda el control y desquite sus emociones en factores externos, como, por ejemplo, en otras personas o en usted misma, haciendo compras o comiendo compulsivamente?

Tatiane Fidelis da Silva, psicóloga clínica cognitivo-comportamental, explica que la mayoría de las mujeres tiene dificultades para lidiar con las emociones, y esto ocurre porque, al analizar una situación, tienden a evaluarla emocionalmente. “De esta manera, dejamos que algunos pequeños detalles despierten en nosotras sensaciones y sentimientos, mientras que personas más racionales, en general los hombres, tienden a realizar esa misma evaluación racionalmente”, compara la especialista.

Pero hay una explicación científica, ya que, “a partir del momento en el que la mujer comienza a menstruar, una oleada de hormonas inundan algunas áreas de su cerebro todos los meses de su vida”, indica la consultora espiritual Evelyn Higginbotham.

Cómo influyen los sentimientos en las actitudes

Según un estudio inédito realizado por el Servicio de Protección al Crédito y por la Confederación Nacional de Dirigentes Comerciantes (CNDL), tres de cada diez mujeres admiten gastar más cuando están en la SPM (Síndrome Pre-Menstrual) y el 47% de las entrevistadas admitieron ya haber hecho compras por impulso cuando estaban sintiendo tristeza, angustia o ansiedad.

Profesores de la Universidad de París comprobaron, después de varias investigaciones, que alrededor del 95% de las mujeres saludables en Francia engordan porque comen para suplir emociones. ¿Acaso usted está yendo por el mismo camino?

Tatiane también afirma que, además de relacionar sentimientos con gastos y alimentación, muchas actúan de una forma agresiva cuando tienen problemas internos o externos. “Cuando ocurre esto, la mujer posee lo que llamamos Indefensión aprendida, es decir, de alguna forma ella aprendió que ser agresiva es una manera de protegerse de otras personas. En estos casos, lo ideal es buscar ayuda, para aprender a ser más asertiva”, dice la psicóloga.

¿Usted depende de las circunstancias para ser fuerte o no?

Independientemente de cual sea la tribulación que esté atravesando, no utilice válvulas de escape negativas – las mismas no solucionarán el problema y solo agregarán uno más para que usted lo resuelva después.

Algunos consejos para que la mujer controle las malas reacciones es aprender a usar la fe para eliminar los sentimientos malos. “Más allá de eso, debe buscar respirar de forma correcta, separar un tiempo para sí misma, hacer un listado con las emociones que está sintiendo, verificar si sus pensamientos la ayudaron en algunos de sus objetivos del día e intentar reír y divertirse más”, aconseja la psicóloga.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *