Sus propias lenguas los harán caer

tulenguateharacaer

El Texto Sagrado es siempre profético. Incluso registrando la historia de los hebreos, aun así se repite.
Los perversos siempre existieron y continuarán existiendo hasta el Juicio Final.
Aun en medio de grandes victorias para su pueblo, el rey David fue víctima de las malas lenguas de los cobardes y envidiosos.
En su clamor a Dios, registrado en el Salmo 64, menciona a enemigos, a malhechores y a inicuos, diciendo:

… afilan como espada su lengua; lanzan cual saeta suya, palabra amarga, para asaetear a escondidas al íntegro; de repente lo asaetean, y no temen.
Obstinados en su inicuo designio, tratan de esconder los lazos, y dicen: ¿Quién los ha de ver? Inquieren iniquidades, hacen una investigación exacta; y el íntimo pensamiento de cada uno de ellos, así como su corazón, es profundo.
Mas Dios los herirá con saeta; de repente serán sus plagas. Sus propias lenguas los harán caer… Salmos 64:3-8

Aun así, tanto los hermalos religiosos como los malos ignorantes no se cansan de destilar palabras venenosas con el objetivo de matar, robar y destruir.
Ignoran el hecho de estar al servicio de Satanás. Juan 10:10
Ignoran también que cuanto más intentan denigrarnos, ofendernos y perjudicarnos, más se agudiza en nosotros la motivación de la fe.
Y más, ignoran lo más precioso que sucede en nuestro interior.
Las palabras de nuestro Amado Señor y Salvador que, previendo esta banda de enemigos de la fe, dejó el consuelo de las siguientes palabras:

Bienaventurados sois cuando por Mi causa os vituperen y os persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros, mintiendo. Gozaos y alegraos, porque vuestro galardón es grande en los cielos; porque así persiguieron a los profetas que fueron antes de vosotros. Mateo 5:11-12

¿Le parece poco?
Entonces, tome más:

Si el mundo os aborrece, sabed que a Mí Me ha aborrecido antes que a vosotros. Si fuerais del mundo, el mundo amaría lo suyo; pero porque no sois del mundo, antes Yo os elegí del mundo, por eso el mundo os aborrece. Juan 15:18-19

A los de la fe les sugiero ignorar sus flechas venenosas por cuanto cada uno de ellos da lo que tiene, así como también hemos dado lo que tenemos.
Oremos por ellos porque un día también fuimos así, mal amados, sin familia, sin afecto, sin cariño, con un matrimonio destruido, con fracasos profesionales, frustrados en la vida sentimental, adictos, en fin, éramos una cloaca viva en este mundito infeliz.

Que el Señor nuestro Dios tenga compasión de ellos como la tuvo con nuestras almas.

«Los incrédulos critican, lo incompetentes envidian, los malos hostigan, pero los humildes y puros de corazón respetan y ansían conocer al DIOS DE LO EXTRAORDINARIO.» (Graça Lopes)

«¡¡¡USTED HACE SUS ELECCIONES Y SUS ELECCIONES LO HACEN A USTED!!!» (Everton Silva)

Fuente: bispomacedo.com.br

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *