Tanzania conoció al Dios de la Creación

tanzania1

A los 13 años, el carioca  Marcos Braga intentó suicidarse al no soportar ver a sus padres peleando en casa. Después de intentos fallidos, su manera de llamar la atención fue empezar a beber, consumir drogas y relacionarse con delincuentes. «Yo odiaba a mi padre, un odio a muerte. Yo era un rebelde, contra todo y todos», dice.

Un día, en un autobús, de camino a casa de su novia, el sentimiento lo dominó de tal manera, que él, fuera de sí, terminó descendiendo sin rumbo. ¿Y dónde será que él fue a parar? Si, dentro de una Universal. Al colocar sus pies en la iglesia, manifestó con un espíritu maligno. Ya dentro, el pastor expulsó el mal que alimentaba el odio dentro de él, y cuando Marcos volvió en sí, una nueva vida estaba esperaba por él.

Pero al darse cuenta que estaba libre espiritualmente, la voluntad del joven libre fue una sola: ayudar a los que sufren. Incluso si fuera necesario renunciar a sus proyectos personales en función a la realización de los planes divinos. «Esto fue hace 19 años. Desde ese día, me dije: “Yo quiero ser como el hombre que me ayudó.» Yo me entregué totalmente a Jesús. Hace 15 años que sirvo a Dios en el altar, aquí en África», dice el pastor.

tanzania2
Pastor Marcos bautizando un nuevo convertido

Tanzania fue su destino. País que tiene una población compuesta por diversos grupos étnicos y que sufre de varios problemas socioeconómicos. Para tener una idea de la gravedad de la situación de los tanzanos, datos de las Naciones Unidas (ONU) señalan que más de la mitad de la población vive por debajo de la línea de pobreza.

Escenario propicio para la predicación del Evangelio, pues desde que existe la Universal procura llegar a los lugares de mayor sufrimiento, pues sabe que la luz divina es capaz de llegar y disipar todas las tinieblas. Desde 1996 es así que a sido en el país africano. En la actualidad, existen cuatro templos, todos en la capital económica del país, Dar es Salaam.

Persecución y Sabiduría

Sin embargo, la persecución en Tanzania fue y sigue siendo inevitable, después de todo, el mismo Señor Jesús ya había advertido acerca de esto. «Acordaos de la palabra que yo os he dicho: El siervo no es mayor que su señor. Si me han perseguido a mí, también a vosotros os perseguirán: si han guardado mi palabra, también guardarán la vuestra «(Juan 15:20) A pesar de tener una mayoría cristiana conflictos religiosos son comunes, debido al gran número de musulmanes radicales, que, en algunas regiones, intimidan violentamente a los  cristianos. Experiencia que el pastor Marcos ya ha tenido que sufrir en propia piel.

«Durante una evangelización, hubo un caso en que, al tocar una puerta, fuimos invitados a entrar de una manera cordial. Sin embargo, cuando empezamos a hablar, de sólo mencionar el nombre de Jesús, fuimos expulsados de aquella casa, amenazados y advertidos para nunca más volver a ese lugar», recuerda.

tanzania3
Población que acostumbra recibir las visitas de los evangelizadores

Al percibir que si se continuaba con el método tradicional evangelístico terribles consecuencias podrían suceder, los voluntarios de la Universal cambiaron la estrategia y comenzaron a anunciar a Jesús como el Dios de la Creación y el Dios de Abraham. «Fue entonces cuando las puertas comenzaron a abrirse, ya que en nuestro enfoque hablamos del Dios de nuestro padre en la fe, Abraham, entonces, las personas, en su mayoría partidarios del Islam, comenzaron a escucharnos. Incluso ellos preguntan: «¿Qué iglesia es esa? Nunca vimos algo así.” Dentro de la iglesia se oye el nombre de Jesús. Y Dios ha hecho la obra, pues muchos ya son obreros y están sirviendo al Dios vivo.»
tanzania4

Fuerza Joven en la campaña contra las drogas

Prueba Viva  

De hecho, obras importantes han sido hechas. Hidaya Rashid Kanyaga lo confirma. Primogénita de una familia de musulmanes extremistas, dar continuación a las enseñanzas recibidas era lo poco que se esperaba de su futuro. «Fui criada para ser una musulmana ejemplar, estudie en colegios de enseñanza islámica y también estudiaba las leyes y los mandamientos del Islam en clases especiales», dice.

Sin embargo, muchas enseñanzas sobre la religión adquiridas en la infancia no han sido capaces de responder a los problemas que Hidaya enfrentaba en la adolescencia, como por ejemplo, relaciones con hombres casados, agresividad y alcoholismo. «Vivía de bar en bar, discoteca en discoteca, fue cuando mis padres me echaron de casa, pues los avergonzaba, por ser una familia tradicional musulmana y tener un nombre que cuidar.»

Si ella pensaba que tenía problemas, después de salir de casa descubrió que aún tenía mucho más por venir. Durante dos años vivió sólo con la ayuda de amigos. La prostitución fue el único camino que parecía más fácil de seguir. Pero, como consecuencia, un embarazo inesperado, a los 20 años, de un padre que no quería asumir la responsabilidad.

tanzania5

Hoy, Hidaya tiene motivos para sonreír

«Estaba embarazada y sola, porque el padre de mi hijo me abandonó, fui despreciada y humillado. Fui rechazada por el Islam, fui rechazado por mis padres, yo misma me rechazaba, ya que sólo me aceptaba cuando estaba embriagada. Para empeorar las cosas, desarrollé una enfermedad en las piernas. Se hinchaban de tal manera que era imposible caminar, me volví asidua en los hospitales y no tenía respuestas. Busqué la solución en la brujería, la magia negra, la magia blanca, intenté de todo, pero nada traía la solución. Gasté todo lo que tenía y lo que no tenía, sin embargo, el sufrimiento continuaba», lamenta.

Ella no lo esperaba, pero el cambio de vida estaba cerca. Un día, escuchando la radio, se detuvo en la programación de radio de la Universal llamada Pare de Sufrir. Era todo lo que ella quería. «Yo nunca había oído hablar de la Iglesia tampoco del Dios que ellos hablaban, pero decidí olvidarme de todo. Coloque mi religiosidad de lado, porque no soportaba más tanto sufrimiento, y acepté la invitación.»

Desde el primer día que coloque mis pies en ese lugar nuevo, todo cambió para Hidaya. La fe que estaba adormecida en su pecho comenzó ser aplicada de manera inteligente en el Dios vivo, trayendo como consecuencia la sanidad, liberación espiritual y paz.

«Recibí la unción con aceite y la oración de fe, y los dolores inmediatamente desaparecieron. Pregunté al pastor lo que había hecho conmigo, porque aquello para mí era imposible de creer. Por primera vez vi uno de mis muchos problemas solucionarse. En seguida, empecé a dormir, porque el sueño para mí, sólo venía acompañado de alcohol. Era algo inexplicable. Había oído hablar de Dios antes, pero nunca había conocido este Dios, ni visto su poder. Decidí entregarme en cuerpo, alma y espíritu. Me bauticé. Entonces, toda mi familia se volvió contra mí. Pero esta vez fue diferente, porque tenía paz, yo ya no era la misma persona, todo se había transformado dentro de mí. No había más vacío, ni prostitución, mi vida financiera estaba restaurada. Mi vida había cambiado del agua al vino. Yo vencí», celebra feliz.

Trabajo incesante

tanzania6
El grupo «Angeles de la Noche» llevando esperanza a las personas sin hogar

Personas como Hidaya están por todos los rincones de Tanzania. Por esa razón, la trabajo de evangelización no se limita a los templos, también llega a los hospitales, hogares de ancianos, en colaboración con la Asociación de Albinos del país, lleva esperanza a los despreciados.

«Queremos llevar la salvación a todos los públicos. También nos enfocamos en los jóvenes, yendo a las escuelas a dar charlas. Tenemos el grupo de loa Angeles de la Noche, que ayuda a personas sin hogar. Gracias a Dios que nos ha faltado espacio para dar cabida a las personas que llegan el domingo en la iglesia», explica  el pastor Marcos.

tanzania7
Los obreros del país están siempre dispuestos a ayudar a los que sufren

Para llegar a tanta gente al mismo tiempo, es necesario contar con la colaboración de los nuevos y antiguos  convertidos, que para el pastor, forman la columna vertebral de esta gran obra. «No tengo palabras para expresar lo cuan importante son los obreros, los colaboradores, los evangelistas, los jóvenes y los voluntarios son. Sin su ayuda, nada de lo que hasta hoy hemos logrado seria posible. Eso es porque el Dios de la Creación, el Dios de Abraham, el Dios de la Biblia, nuestro Señor y Salvador Jesucristo ha hecho y continuará haciendo grandes obras en Tanzania», concluye el pastor, dispuesto a seguir prestando atención al llamado precioso de ganar almas para el Reino de Dios.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *