No te confíes

no-te-confies

Por desgracia, por el mundo en que vivimos hoy en día, tendríamos que tener cuatro ojos.

Por la forma en que los niños son inteligentes, nos hacen zancadillas en un abrir y cerrar de ojos, así que debemos estar muy atentas.

Como madre no te confíes, los niños con tal de conseguir lo que quieren o descubrir el «mundo», son capaces hasta de mentir, su curiosidad es tan grande que no hay límites para ellos.

Por lo tanto, debes ser una madre atenta, te voy a dar algunos consejos:

– Mira quiénes son las amistades de tus hijos – procura conocer a sus amigos, saber dónde viven y si es posible conocer a la familia. Muchos niños y jóvenes están en mal camino por ser influenciados por las malas amistades.

– Verifica lo que ven tus hijos en la televisión – hay programas que no son adecuados para su edad. No les permitas estar todo el día viendo televisión, deben tener otras actividades que contribuyan a su crecimiento y desarrollo, tales como deportes, juegos en grupo al aire libre, ayudar con una tarea de la casa para aprender a ser responsables.

– Saber qué tipo de juegos hacen – cuando el grupo se reúne todo puede pasar, incluso si no estás junto a ellos, de lejos intenta saber y observar lo que están haciendo, cuáles son los juegos.

– Cuidado con el video game – a veces tu vida es tan acelerada, llegas a la casa y tienes un montón de cosas que hacer, que lo que quieres es un poco de tranquilidad, por eso, ¿qué mejor cosa que dejar a tu hijo horas en el vídeo game? Así no te molestará. Errado, los juegos de hoy son muy violentos, está demostrado que muchos niños son nerviosos e incluso agresivos por causa de estos juegos. Lo mejor sería que no tuvieran video game.

-Internet – el Internet puede ser un peligro para los niños y adolescentes, no permitas que tus niños lo utilicen sin tu supervisión. Los niños son inocentes y curiosos, no tienen noción del peligro y creen fácilmente en las personas. Mucho cuidado.

Vamos vigilar, a veces las cosas que parecen inofensivas son perjudiciales, y las cosas que parecen inocentes son peligrosas.

Abre tus ojos, ¡no te confíes!

“Porque el Señor al que ama castiga,
como el padre al hijo a quien quiere.” Proverbios 3:12

Fuente: http://taniarubimespanol.blogspot.com

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *