Templo Satánico protesta contra oraciones en un partido de fútbol

contra-oracion

Joe Kennedy, el entrenador del equipo de fútbol norteamericano de la escuela Bremerton, en Seattle, Estados Unidos, tenía la costumbre de orar a Dios con los jugadores antes y después de los partidos (foto al lado).

Sin embargo, la dirección de la escuela donde Kennedy trabaja, le pidió que no hiciera más las intercesiones con los alumnos, pero él siguió arrodillándose en el borde del césped para conectar sus pensamientos con Dios solitariamente en los eventos deportivos.

Pero, al saber de la insistencia del entrenador en sus actividades espirituales, el Templo Satánico de la ciudad de Seattle, con el apoyo de los alumnos simpatizantes del satanismo, le reclamaron a la escuela el derecho de invocar a los espíritus malignos durante los juegos.

Para evitar mayores problemas, la escuela le pidió al entrenador que no les hablara más de Dios a los alumnosy que no hiciera más oraciones en el estadio. Pero Kennedy, no aceptó la propuesta. Por lo tanto, la escuela emitió un comunicado con tristeza por tener que separar al entrenador del césped durante el siguiente partido, pero que él podría verlo desde las gradas como las demás personas.

En la noche del partido, el entrenador recibió el apoyo de los jugadores y de amigos, que lo saludaron. Sin embargo, el clima entre los espectadores quedó más agitado cuando los miembros del templo satánico, vestidos con ropa negra, se ubicaron en las rejas del perímetro del estadio. Algunos alumnos demostraron que apoyaban al grupo, mientras que otros no estaban de acuerdo. Ellos permanecieron en el lugar durante un corto período de tiempo y luego se retiraron debido a la movida.

time3.690x460Lilith Starr, representante del grupo mediático ABC, dijo que la idea inicial era realizar un ritual en el que una mujer vestida de Lucifer (foto al lado) le diera a ella (a Lilith) una manzana, para que la mordiera en medio del campo y, mientras tocaba un tambor, el grupo diría “Ave Satanás”, antes de irse.

Apoyo

Al final del partido, el entrenador oró en las gradas, después de la victoria de su equipo. La escuela indicó que Kennedy continuará como entrenador, pero que no podrá entrar en el campo durante los siguientes partidos mientras no detenga sus oraciones en público.

El hecho atrajo la atención en otras partes del país y 47 miembros del Congreso enviaron una carta al distrito apoyando al entrenador.

Kennedy contó que la práctica de la oración en el campo comenzó en el 2008 y agregó que aunque estaba feliz con la compañía de los alumnos durante la actividad, nunca los obligó o los incentivó a orar.

Satanás ha engañado a las personas

Una vez, el Señor Jesús le dijo a un grupo de personas que querían condenarlo: “Sé que sois descendientes de Abraham; pero procuráis matarme, porque Mi Palabra no halla cabida en vosotros. (…) ¿Por qué no entendéis Mi lenguaje? Porque no podéis escuchar Mi Palabra. Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. Él ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira. Y a Mí, porque digo la verdad, no me creéis. (…) El que es de Dios, las palabras de Dios oye; por esto no las oís vosotros, porque no sois de Dios. (…) Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: Antes que Abraham fuese, YO SOY.” (Juan 8:37-58)

El diablo, como el padre de la mentira, ha engañado y engaña a muchos. Por conocer la naturaleza pecaminosa de la humanidad, él sabe cómo engañar a sus víctimas, y de esta manera, mostrarse como bueno, cuando en la realidad, planea el mal. Satanás odia la obra maestra de Dios, que son los seres humanos y, por eso, invierte toda su fuerza para desviar a las personas de la Palabra del Creador. El diablo quiere llevarlas al abismo de dolor y sufrimiento que existe después de la muerte. Sin embargo, gran parte de la humanidad permanece ciega ante este hecho.

El mundo actual muestra de una manera clara la naturaleza engañosa de los espíritus malignos. El mensaje que la cultura moderna enseña es que lo normal es pasar las noches en fiestas bebiendo alcohol y consumiendo drogas; lo normal es no entablar una relación seria, sino vivir “sin impedimentos”; lo normal es incentivar la libertad de expresión, aunque eso signifique adorar a aquel que quiere la destrucción de la humanidad. Es así como el diablo ha engañado a las personas.

¿Cómo no orar al Creador de todo el universo? ¿Cómo no orar al Señor que nos concede el aliento de vida todos los días? ¿Cómo no orar por al único que es digno de toda adoración?

Así dijo el Señor Jesús: “Os digo que si éstos callan, las piedras clamarán.” (Lucas 19:40)

No se puede callar la gloria que le es dada a Él, el Autor de toda la vida.

No deje de hablar con el Altísimo, porque Él quiere escuchar lo que usted tiene para decirle. Él quiere lo mejor para las personas y desea promover en sus vidas la paz y la felicidad. Vea la dirección de una Universal más cercana a su domicilio y participe de una reunión.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *