Tener un compromiso con Dios

compromiso190617

Sabemos que existen muchas personas llenas de preocupaciones, debido a los problemas familiares, económicos, de salud. Pero, para poder resolver todo estos problemas la persona debe resolver aquello que está dentro de ella, pues cada vez que usted se desespere por los problemas pierde fuerzas y va quedando débil y es allí donde vienen los deseos de suicidio. Porque la persona no entiende que los problemas se resuelven de adentro hacia afuera y no al contrario.

Muchas veces la persona quiere cambiar todo, pero a su manera con la fuerza de su trabajo y esto va a suceder cuando exista un matrimonio con Dios, una alianza real. Ningún mal puede destruir a Dios y entonces lo que pase con Dios pasará con cada uno de los que se casen con Él, pero en esta alianza debe existir compromiso y honrar la palabra.

Es lo que sucede con las personas que frecuentan la iglesia y siguen con una vida igual, perdiendo y sufriendo. Esto se debe a que no existe el compromiso con Dios con su palabra.

Observe lo que dice la biblia en Mateo 12: 43 – 45
“Cuando el espíritu inmundo sale del hombre, anda por lugares secos, buscando reposo, y no lo halla. Entonces dice: Volveré a mi casa de donde salí; y cuando llega, la halla desocupada, barrida y adornada.”

Entonces, el espíritu inmundo solo tiene reposo cuando está dentro de un cuerpo humano, porque si él estuviera fuera de ese cuerpo sería quemado por su jefe que es Satanás.

Por eso es que no existen personas malas, sino espíritus malos, pues el ser humano es una criatura de Dios y todos son buenos hasta que entre un espíritu malo el cual la biblia dice que viene para matar, robar y destruir, pues este es el placer del diablo, ver a las personas llorando y abatidas.

“Entonces va, y toma consigo otros siete espíritus peores que él, y entrados, moran allí; y el postrer estado de aquel hombre viene a ser peor que el primero.” Así sucede con las personas que viene a la iglesia pero no tienen un compromiso con Dios, ellas logran ser libres de ese espíritu pero este regresa porque encuentra la casa vacía, y está casa está vacía debido a que la persona no fue llena de la presencia de Dios.

Es allí que vemos personas con mal carácter, tristes y con muchos problemas pues el espíritu malo regresó.

Pero, esto no puede suceder con aquella persona que tiene conocimiento de la verdad, de la biblia y vemos que sucede porque no existe una alianza, compromiso y un matrimonio con Dios. Entonces el espíritu malo considera el cuerpo de la persona de él y toma posesión del mismo. Pero cuando usted se casa con Dios y recibe el Espíritu Santo, ahora este cuerpo que estaba vacío y desocupado esta poseído por el Espíritu de Dios, no pasará nada con la persona, pues por estar casada con Dios tendrá derechos y logrará tener una vida nueva.

Obispo Leandro

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *