Terror nocturno: un mal que paraliza a sus víctimas

terror-nocturno

¿Cuántas veces usted se despertó en el medio de la noche sin lograr moverse? Sus ojos no se abren, su voz no sale, el cuerpo está demasiado pesado para obedecer a sus pensamientos. A pesar de saber exactamente donde está, algo diferente se hace presente: la sensación de que el mal está por ahí, pretendiendo su cuerpo, impidiendo que usted viva. Todo parece una terrible pesadilla, pero su conciencia sabe que se trata de algo más.

Ese terror nocturno ha sido registrado hace siglos en todo el mundo, la Ciencia poco logró descubrir sobre él. La medicina llegó a registrar el problema como parálisis del sueño, mientras, las respuestas sobre esa condición aún son bastante vagas.

Se cree que aproximadamente el 50% de la población mundial ya pasó por la parálisis del sueño alguna vez. Ella se caracteriza por la paralización temporaria del cuerpo inmediatamente después de despertarse o, más ocasionalmente, antes de adormecer. Es un proceso similar al que sucede durante el sueño MOR (aquel en que nuestros sueños son más vívidos), en que las actividades cerebrales están activas, pero el cuerpo no.

La situación puede durar algunos segundos y 2 minutos, según los estudios, pero los motivos pueden ir más allá de lo que la Ciencia cree.

Están entre nosotros

Para el obispo Francisco Decothé, ese fenómeno sucede debido a desequilibrios espirituales por los cuales la víctima está pasando. Ese es un mal que la acompaña y no es posible librase de él a no ser entregándose verdaderamente a Dios.

“No existe tratamiento para ese mal. Psicólogo o psiquiatra no podrán librar a la persona de eso”, explica el obispo. “Incluso la oración actúa como remedio: cura a la persona temporalmente, pero después el problema vuelve. La única forma de librarse verdaderamente de ese espíritu malo que causa el terror nocturno es estando en compañía de Dios. Solamente Él podrá protegerlo.”

El obispo incluso cita el Salmos 91 que dice: “No temerás el terror nocturno (…) Porque has puesto al Altísimo por tu habitación, No te sobrevendrá mal…” Salmos 91:5; 9,10

Si usted también sufre con temores nocturnos, vaya inmediatamente a la Universal más cercana a su domicilio. Lo aconsejarán para liberarse de ese mal que tanto lo trastorna.

Si usted pasó por un problema como ese, deje un comentario en las redes sociales contando cómo fue.

Related Posts

One thought on “Terror nocturno: un mal que paraliza a sus víctimas

  1. Yo pasé por esa situación: Una experiencia desagradable e incomoda. Muchas fueron las noches que no lograba consiliar el sueño, despertaba cansada. Mi mamá solia echar agua bendita en las habitaciones y como dice el estudio la situación se remediaba de forma temporal. Una vez hice oración a un angel de la guarda y esa noche fue terrible porque esa noche el diablo me quería llevar y yo suplicaba a Dios que me librase, toda una lucha que me dejó traumatizada. Al año conocí la iglesia, pues el problema se tornó más fuerte y tuve problemas de depresión, me quería quitar la vida… participando en las cadenas de liberación fui libre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *