sed-justicia

Peor que la impotencia ante la injusticia es recurrir a quien puede resolver una situación, pero no quiere. La Biblia relata la historia de una viuda que constantemente pedía justicia, pero, el juez de la ciudad -conocido por ser injusto- no quería atenderla (lea Lucas 18). Ella tenía sed de justicia y aquel juez era su única esperanza.

Tal vez usted ya ha experimentado también el sabor amargo de la injusticia en su vida: un despido que ocurrió en el momento en que más necesitaba el empleo; el término de un noviazgo que le robó las esperanzas; la ruptura de un matrimonio en el que había invertido todo; una enfermedad grave en el ápice de su vida; entre otras cosas.

Todas estas situaciones lo pueden haber desestructurado. Pero, ¿cuál ha sido su reacción frente a la injusticia? Porque la de la viuda fue no desistir, y el juez no tuvo otra opción:

“Y él no quiso por algún tiempo; pero después de esto dijo dentro de sí: Aunque ni temo a Dios, ni tengo respeto a hombre, sin embargo, porque esta viuda me es molesta, le haré justicia, no sea que viniendo de continuo, me agote la paciencia.” Lucas 18:4-5

El juez se habrá cansado de ver a la misma mujer todos los días. Imagínese cuántas veces la viuda había golpeado su puerta y fue ignorada. Pero, ella seguía creyendo que conseguiría una respuesta.

Cómo vencer la injusticia

accidente2.690x460El Señor Jesús enseña que la perseverancia es el secreto para ser atendido: “También les refirió Jesús una parábola sobre la necesidad de orar siempre, y no desmayar…” Lucas 18:1

Él demostró que lo que le falta a muchas personas es una fe como esa, de confiar incluso sin ver ningún resultado, de perseverar aunque las situaciones a nuestro alrededor no sean favorables y estén fuera de control.

¿Usted también tiene sed de justicia? Participe de la “Campaña de la Justicia”, promovida por la Universal para todos aquellos que están sufriendo injusticias:

“¿Y acaso Dios no hará justicia a sus escogidos, que claman a él día y noche? ¿Se tardará en responderles?  Os digo que pronto les hará justicia. Pero cuando venga el Hijo del Hombre, ¿hallará fe en la tierra?” Lucas 8:7-8

Para más información, participe de una reunión en la Universal más cercana a usted. Ingrese aquí para conocer la dirección.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *