obedecer220816

TODOS NOSOTROS, SIN EXCEPCION, ESTAMOS EN ESTE MOMENTO, OBEDECIENDO A ALGUNA VOZ.

Ya sea la voz de nuestro “yo” (sentimientos, emociones, fantasías…), de los demás (familiares, amigos, especialistas, religiones, experiencias…), de las circunstancias, o hasta del propio mal…

Sin embargo, como todo en la vida, la decisión es nuestra, en relación a la voz a la que daremos oídos. Por eso, toma una decisión inteligente: decide OBEDECER A LA VOZ DE DIOS, pues es Ella la que te guiará, fortalecerá, protegerá, realizará y Salvará.

Observa estas Palabras del Propio Dios

porque Abraham me obedeció, y guardó mi ordenanza, mis mandamientos, mis estatutos y mis leyes. (Génesis 26.5)

Por eso, amigo mío, ¡NO DESISTAS! Pues todos pueden conquistar, porque todos podemos obedecer.

Dios es contigo y yo también.

Ojf

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *