Trabajar no enriquece a nadie

trabajar-no-te-hace-rico

LOS POBRES SOLO DEJARÁN DE SER POBRES EL DÍA EN QUE SE DEN CUENTA DE QUE PENSAR ES GRATIS.

Usted no necesita tener dinero para poner su mente a funcionar. No importa si no estudió o si no tiene mucha cultura. O, por lo contrario, usted tuvo sus oportunidades, pero nunca fue “fan” de la vida académica. Pensar no tiene nada que ver con estudio o capacitación. Todo el mundo puede hacerlo, a pesar de eso, pocos lo hacen. Y de allí viene la segunda frase:

USTED SOLO PUEDE SER RICO PENSANDO.

Y sí, si usted creía que solo podía hacerse rico trabajando, se engañó. Claro que el trabajo es parte de eso, pero no es todo. Si lo fuese, usted debería ser rico, ¿no? Es más: ¿su padre no trabajó o trabaja mucho? Antes de él, ¿sus abuelos no trabajaron mucho? Entonces, ¿dónde está su grandiosa herencia? Usted puede trabajar duro, como nuestro amigo de la foto, cargando ladrillos hasta no poder más, pero creo que eso no lo va a hacer rico.

Vamos a pensar al respecto. ¿Cómo se hicieron ricos los ricos que usted conoce? ¿Ya analizó la historia de algunos de ellos? Tal vez haya leído alguna biografía o haya visto algún documental, o incluso haya visto sus éxitos en los noticieros. Sin embargo, es muy probable que no haya notado algo común entre ellos, y que no es común en la cultura de muchas naciones y, por eso, la gran mayoría de las personas nace, vive y muere pobre: ellos invirtieron en sus talentos.

Usted solo va a multiplicar sus ganancias si sabe cuáles son y cómo usar sus talentos. Y eso, a pesar de ser gratuito, no todo el mundo se preocupa por hacerlo. Todo el mundo se propone trabajar (o tiene que proponérselo, quiera o no). Es triste, pero mucha gente vive en este planeta durante 70, 80, 90 años sin descubrir sus talentos, y vive con “lo que la vida le trae”, sin perseguir lo que realmente quiere.

Probablemente, la enseñanza que sus abuelos le transmitieron a sus padres y que estos le transmitieron a usted con respecto a la vida económica fue: “Estudia mucho, saca buenas notas en el colegio para que cuando crezcas puedas conseguir un buen empleo.” Valga el aviso: Si usted le está transmitiendo eso a sus hijos, por favor, ¡deténgase! Usted debe educarlos para que tengan una visión más grande. Sus hijos deben ser educados para ser líderes. Para descubrir y desarrollar sus talentos, como también usted.

Usted tiene talento. Y probablemente tiene más de uno (ya comentamos eso aquí en posts anteriores) Pero, ¿ya los descubrió? Si es así, ¿en qué los ha usado? ¿Cuánto ha invertido en ellos?

Descubra su talento y úselo para convertirse en un líder, para ser un emprendedor, para ser su propio patrón. Los beneficios y la estabilidad que un buen empleo pueden proporcionarle probablemente no serán suficientes para hacerlo rico. Si es ese su objetivo, comience a pensar como un líder para convertirse en uno. Inspírese en líderes y, muy pronto, sus hijos y otras personas a su alrededor serán inspirados por usted. Los líderes inspiran a las personas. Y si su objetivo no es tener su propio negocio, todo bien, vaya en su fe, no tiene nada de malo eso, pero, aun así, sea un empleado líder. ¡Sea ese que inspira a los demás!

Salga de su zona de comodidad, use su tiempo libre para pensar en estrategias de cómo ganar dinero y póngalas en práctica. Si la primera idea no resulta, implemente la segunda. Si esta también falla, aplique la tercera. Lo único que no puede hacer es entregarse. ¡Un líder es determinado y no acepta un no como respuesta!

 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *