Universal ayuda a los bomberos en la tragedia de San Pablo

tragedia-san-paulo

El derrumbe de un edificio en construcción en San Mateo, al este de la ciudad de San Pablo, la madrugada del pasado martes (27), dejó diez muertos y 26 heridos. En la tarde del jueves  (29), el Cuerpo de Bomberos retiró el cuerpo del último trabajador muerto en la tragedia.

Ante lo sucedido, cientos de voluntarios de la iglesia Universal se reunieron para apoyar en la labor de unos 200 bomberos, de la Policía Militar y de la Defensa Civil.

El edificio que se derrumbó estaba frente de la iglesia Universal de San Mateo, a donde los cuerpos encontrados en los escombros eran llevados. La Iglesia sirvió de apoyo para el trabajo de rescate, el reconocimiento y el peritaje, además  de la atención a los heridos y también de conforto a las familias que llegaban al lugar en busca de informaciones sobre las victimas.

Desde las 10 horas del martes, cerca de 400 voluntarios se turnaban para la distribución de alimentos. Había alrededor de 4.000 sándwiches y 5.000 vasos y botellas de agua y jugo.

Fuerza Joven unida

Decenas de jóvenes voluntarios de Fuerza Joven Universal (FJU), de distintas partes de la capital paulista, también realizaron su contribución. “No es la primera vez que realizamos una acción como esta. El Fuerza Joven siempre está presente para ayudar en estos momentos, así como sucedió recientemente en el incendio en Mooca. Movilizamos a los jóvenes de distintas partes de la ciudad. Durante la noche, los voluntarios se volvieron a organizar para una gran distribución de sopa caliente”, dijo el pastor Rodrigo Maurício, responsable de FJU de Brás.

Para el Cuerpo de Bomberos, la actitud de los integrantes de FJU es loable, pues existe una gran cantidad de polvo y se necesita trabajo físico para retirar los escombros durante las búsquedas.

Un obrero escapa del derrumbe

Un obrero de la iglesia Universal de A. E. Carvalho, zona este de la capital paulista, era un trabajador del edificio en construcción que se derrumbó por completo. “Reginaldo estaba a cargo de la parte eléctrica de la obra y pasó por ahí a dejar unas herramientas. Eso fue alrededor de las 8h30 de la mañana. Poco después, el edificio se derrumbó. Algunos compañeros lo llamaron para contarle lo que había sucedido. Él regresó inmediatamente para ayudar”, contó el pastor de la Universal de San Mateo, Wesley Martins.

Related Posts

One thought on “Universal ayuda a los bomberos en la tragedia de San Pablo

  1. Alli hubo el Libramiento de Dios para con ese obrero y con las personas que quedaron vivas… Alli Gracias a Dios estaba la iglesia enfrente dispuesta a SERVIR, aunque digan lo que digan en contra de la Universal, con hechos como estos de solidaridad, se demuestra lo contrario… El mal se vence con el Bien… Dios les bendiga..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *