¿Usted realmente tiene libre albedrío?

libre-albedrio

Usted viaja en auto por la mañana, enciende la radio y su conciencia es libre de elegir la emisora que desee, ¿no es cierto? No, no es así. Por lo menos eso es los que demuestra un estudio realizado en el Centro Bernstein de Neurociencia Computacional, en Berlín, Alemania.

De acuerdo con los resultados del estudio, antes de que su conciencia “elija” la estación de radio, su cerebro ya sabía cuál sería la elección. Tomando el punto de vista de la investigación, el libre albedrío, elegir algo conscientemente, no existe, porque las decisiones son tomadas por el cerebro inconscientemente.

“No sabemos hasta qué grado de elección y de acción eso sucede”, declaró el responsable por el estudio, Jhon Dylan-Haynes. “Aún necesitamos realizar muchas investigaciones más.”

¿Y qué es lo que la Biblia dice?

Obviamente, las pruebas realizadas en Berlín se refieren a pequeñas elecciones entre algunas opciones. El hombre aún no es capaz – y quizás nunca lo sea – de entender la manera de cómo Dios actúa. Por lo tanto, entender qué es el libre albedríoy cómo utilizarlo es una ardua tarea.

Algunas personas creen en la teoría del determinismo calvinista, línea de razonamiento que surgió en el siglo XVI, que defiende que Dios hizo las elecciones por el hombre incluso antes de que él existiera. Para estas personas, si Dios conoce el presente y el futuro, ninguna elección que el hombre haga podrá cambiar lo que está por venir y, por lo tanto, no existe el libre albedrío, todo está predeterminado.

Sin embargo, no es eso lo que la Biblia nos muestra. En diversos pasajes le es dado al hombre el poder de la elección, como en el caso en el que el faraón pudo optar entre seguir la Palabra de Dios, dicha por Moisés, o negarla. El propio Señor lamenta, en Isaías 48:18, las decisiones tomadas por los hombres: ¡Oh, si hubieras atendido a Mis mandamientos! Fuera entonces tu paz como un río, y tu justicia como las ondas del mar.”

Dios nos dio el libre albedrío para que tengamos la libertad de pensar. “Nadie puede atar el pensamiento, aunque fuese puesto en una prisión o viviese en un país en dictadura, detrás de una cortina de hierro. Los pensamientos Divinos están dentro de su ser y permiten el acceso al Todopoderoso en cualquier lugar, bajo cualquier circunstancia. Ningún poder temporal mundano, ni el infierno pueden impedir la comunicación con Dios”, dice el obispo Edir Macedo en uno de sus post en Facebook.

El hombre posee, por lo tanto, el derecho de elegir. Pero también posee el deber de elegir sabiamente, “… pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará.” (Gálatas 6:7)

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *