Valorízate

valorizate

Ya perdí la cuenta de la cantidad de e-mails que recibo de mujeres que no se valoran.

Un buen ejemplo es aquel famoso caso del muchacho que tiene novia y se tira todo el tiempo encima de ella. Sólo que ella no impone límites y no sabe cuánto se está desvalorizando al aceptar tales envestidas.

El vivo piensa así:
– mmmm, ¡esta ya está en la red! Después de que consiga lo que quiero, allá va a estar mi novia esperándome… ¡Esta la uso y luego la desecho!

Claro que no es esto lo que realmente piensa el muchacho. En realidad, él ni siquiera piensa – actúa por instinto. En aquel momento, él está tan atraído sexualmente por ti que ni piensa en la novia que dice tanto amar.
¿Pero sabes lo que sucede la mayoría de las veces? Después de que él tiene aquello que quiere, llega sentir hasta repulsión ¡y ya no quiere verla ni pintada de pelota de fútbol!

Pero para ella, aquello tuvo valor, y su rechazo va a dolerle mucho y va a causar muchos estragos en las futuras relaciones si no tiene la dirección de Dios para entender todo eso.

Gente, es como una bola de nieve destructora en la vida sentimental de aquella mujer. ¡Y todo porque no supo valorarse! Pero ahí viene la pregunta de todas:

–  Pero ¿Cómo debería valorarme en una situación como esta?

Es muy simple: a la primera señal de interés de su parte, en seguida dejas en claro que no eres una mujer para usar y tirar. Si él está tan interesado como dice, entonces que termine con la novia y asuma un compromiso serio contigo. Si él realmente termina aquella relación para iniciar una contigo, viene el momento de valorarte aun más: ¡sexo, solamente después del casamiento!

Ah, si ella se hubiese valorado…

Pero entonces sabiamente piensas:

– Eso podría haber sucedido aunque se hubiese casado. La única diferencia sería el estado civil, ¡en ve de soltera sería divorciada!
Es cierto. No existe una garantía, pero podemos disminuir las probabilidades de error al hacer la elección correcta, sin prisa, sin ansiedad, sin inseguridades. Un hombre temeroso a Dios no va a jugar con tus sentimientos ni usarte.

Pero… Hombre de Dios, ¿quién lo hallará??? ¡Su valor es inestimable y excede por mucho a las mayores riquezas y las finas joyas!
La mujer de Dios que se valora es preciosísima, así como el hombre de Dios es de valor inestimable. Los dos juntos son un éxito!!!

Fuente: cristianecardoso.com

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *