Ventajas de ser optimista

optimista

Muchas personas piensan que ser optimista es estar fuera de la realidad o tener ideas imposibles de realizar. Pero aunque se piense que es un cuento de hadas, ver el lado positivo de las cosas es más bien una actitud que te puede traer beneficios tanto a nivel físico como mental. Cuando conozcas cuáles son las ventajas de ser optimista te replantearás tu actitud ante la vida y comenzarás a verla con otros ojos.

Si somos sinceras hoy en día es un poco difícil ser totalmente optimista, pero la idea no es que vayas por el mundo lanzando rosas y diciendo que todo es perfecto, sino que encares las situaciones diarias con una visión distinta. A la larga te ayudará en tu relación contigo misma y con los demás, y te facilitará la resolución de problemas.

Sé optimista

Como ya mencioné el optimismo es una cuestión de actitud, y como tal, no es necesario que la vivas pregonando; más bien debes sentirla en tu interior y de manera automática se va a reflejar en tus acciones. Debes tener presente que no todas las personas a tu alrededor comprenderán o apoyarán esta nueva actitud, pero el cambio debe comenzar por ti misma para que se refleje en los demás.

Mejorar tu trabajo

Ser optimista en cuanto a los resultados de tu esfuerzo te ayuda a trabajar de manera inteligente, pues no importa en el área que te desenvuelvas, te enfocarás en lo que debes hacer y podrás utilizar todos los recursos a tu alcance para lograrlo. De igual modo, al ser optimista dejas de lado los posibles comentarios negativos de tus compañeros, que lo único que hacen es bloquearte y disminuir tu eficacia.

Esto no solo se aplica al trabajo sino a los estudios, deportes, hobbies u otras actividades que realices en tu vida. Además de darte fortaleza a ti misma, con el tiempo podrás inspirar a otras personas, o por lo menos darles aliento para que realicen sus actividades.

Controlar la salud

Cuando eres optimista tu cuerpo lo refleja controlando ciertas sustancias que se disparan en otros estados de ánimo. Este es el caso del estrés, que si bien en cierto grado nos ayuda, cuando se acumula nos causa enfermedades; estudios médicos indican que las personas optimistas conservan un mejor estado de salud que aquellas que no lo son.

Estados de humor

Las personas optimistas pasan más tiempo sintiéndose bien consigo mismas y experimentando estados de bienestar, lo que beneficia tanto a la mente como al cuerpo.

Esto no quiere decir que de vez en cuando no tengas derecho a sentir tristeza o desánimo en ciertas situaciones, pero con una actitud optimista saldrás rápido de esos estados y comenzarás de nuevo a luchar por lo que quieres. Si piensas en positivo, ¡le encontrarás hasta ventajas a una ruptura amorosa!

Fuente: http://www.vivirsalud.com

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *