Yo no puedo…

yonopuedo
Hola mis queridas, ¿Cómo están? He orado mucho por todas ustedes y creo que Dios me ha oído y contestado.
Esta semana estuve pensando mucho sobre un tema y tengo la certeza que lo que voy a escribir hoy les ayudará a despertar.  He visto a muchas personas en la Iglesia diciéndome así: “Ah, es muy difícil hacer eso” “No consigo despertar en la madrugada y orar” “No consigo dejar el pecado, es muy difícil para mi” “No consigo hacer los Desafíos Godllywood, siempre dejo de hacerlos” Amigas, ¿¿alguna vez han parado a pensar que es muy fácil decir que las cosas de Dios son demasiado difíciles de hacer?? Pero vamos a pensar un poquito: si tu jefe te da un trabajo, por una semana, de apenas despertar a las 4 de la mañana, llamarlo y despertarlo,  te dice que no necesitas ir al trabajo, solamente debes llamarlo a esa hora y usted recibirá 500 dólares, solamente por hacer eso, ¿qué pensarías de eso? “!Wow, que trabajito más fácil! ¡Voy a ganar 500 dólares sólo por llamarlo y despertarlo, eso es sensacional!” Realmente ese es un trabajo muy fácil, ¿verdad? Usted se despertaría con facilidad, bien motivada y hasta feliz por estar haciendo algo tan sencillo y algunas veces ni se acostaría a dormir para no perder la hora. Pero, y si yo le digo: “Vamos hacer un propósito de orar toda esta semana a las 4am”.  Muchas me dirán que no pueden, que es difícil porque trabajan, que no consiguen,  y otras ni se despertarían a esa hora para orar. Pero, ¿por qué para hacer cualquier otra cosa las personas consiguen hacerlo sin ningún problema y para Dios es una carga, un peso, una dificultad? ¿Saben por qué, amigas? Porque el diablo consiguió colocar en la cabeza de las personas que es muy difícil y las personas aceptan ese pensamiento porque les convienen pensar así, es más fácil decir que es difícil y no hacer nada que pensar que es fácil y hacer.
Entonces mis queridas, vamos a cambiar nuestros pensamientos. Vamos a ver la realidad como ella es, que las cosas de Dios no son difíciles de hacer, que las cosas de Dios son placenteras de realizarse. Creer en Dios nos es difícil si usted comienza a entender que no es difícil, orar de madrugada no es difícil si usted lo hace con placer, como si estuviese con un encuentro marcado con su novio. Usar la fe no es difícil, creer que va a recibir el Espíritu Santo no es difícil. Todo es cuestión de usted comenzar a pensar, a ver las cosas con otros ojos, con los ojos de Dios y no con las sugerencias del diablo. El diablo quiere que usted piense que las cosas de Dios son difíciles, ¡claro! Si usted puso en su cabeza que es difícil, va a ser difícil de veras y el diablo va haber alcanzado su objetivo, que es impedirte que hagas las cosas para Dios y sólo quien pierde es usted. Entonces, ¿vamos a empezar a tomar actitudes diferentes? ¿Vamos a empezar a pensar que las cosas de Dios son placenteras de hacer? ¿Vamos a pensar que agradar a Dios es la mejor cosa que podemos hacer? Así es amigas, ese tiene que ser su pensamiento a partir de ahora y no más confesar que no puede, que no consigue, que es muy difícil seguir la voz de Dios.
Hoy voy a dejar algunos versículos que se encajan perfectamente con el tema de hoy. Lean por favor: Mateo 11:28, Salmos 119:1 vaya leyendo y ponga atención en estos versículos: 14, 16, 25, 30, 33, 35, 47, 54… vea como David era, el placer que él tenía en las cosas de Dios, por eso él fue el hombre según el corazón de Dios y la niña de Sus ojos… Él amaba a Dios y tenía placer en todo lo que era para Dios. Seamos así también amigas y paremos de dar oídos a la voz del diablo que nos dice que es difícil obedecer, creer, seguir y usar la fe. No es difícil, es sólo cambiar su modo de pensar.

Fuente: taniarubimespanol.blogspot.com

Related Posts

One thought on “Yo no puedo…

  1. Hola buenas tardes, estoy interesada en seguir paso a paso los Valores que estamos rescatando con la ayuda de Dios. Y que esto nos sirva para superarnos como mujer y ser humano, aprendemos ser mejor esposa, hija, funcionaria, madre, etc. Y que el Espíritu Santo nos de esta gran oportunidad y ayudarnos a salvar a nuestra familia. A partir de hoy quiero estar en el grupo de rescatar nuestros valores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *