No se envuelva en un triángulo

No se envuelva en un triángulo

Consejo para los solteros:

Estar en un triángulo significa que la persona es emocionalmente dependiente de algo o de alguien, al mismo tiempo que intenta desarrollar una relación. Una persona que no se separó de sus padres, parientes y amigos es un ejemplo clásico de estar en un triángulo. Las personas también pueden estar en un triángulo por objetivos, tales como el trabajo, drogas, internet, pasatiempos, deportes o dinero.
Asegúrese de que usted y su futuro compañero estén libres de estos triángulos, pues no pueden depender de otras personas para relacionarse. La persona que se encuentra en un triángulo no va a estar emocionalmente disponible y no le tendrá como prioridad número uno en la relación. Pues, esta no es la base para un futuro matrimonio.

Consejo para los casados:

“Cuide su relación”

Todas las relaciones necesitan atención continua, pues desde el momento en que se deja de invertir en ellas, estas comienzan a fallar. Vea su relación como a un ser vivo que necesita de alimento, protección y cuidados especiales como cuando está enfermo.
Existe la necesidad de vigilar la relación de todo aquello que pueda amenazar o incluso destruirla. En este caso, no hablamos sólo de las amenazas más obvias como: la tentación o la traición pero si de los sutiles gestos como: celos, no asumir las responsabilidades individuales, dejar de pasar tiempo juntos, tener respeto mutuo. Cuando las cosas no suceden de la manera que nos gustaría que fuesen debemos detenernos y pensar: ¿Cómo puedo mejorar mi relación? Aunque esto incluya sacrificar alguna cosa. Solo así, es que un matrimonio puede salir adelante, cambiar para mejor, crecer y fortalecerse.

Reciba las actualizaciones de nuestra página. Ingrese su email:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *