Practicar la abstinencia

Practicar la abstinencia

Para la persona purificarse es necesario practicar la abstinencia y cuando hablamos de ella es necesario ser radical.
“Absteneos de toda especie de mal”. 1 Tesalonicenses 5:22
“Amados, yo os ruego como a extranjeros y peregrinos, que os abstengáis de los deseos carnales que batallan contra el alma…” 1 Pedro 2.11
Lo primero que debe hacer para poder purificarse, es practicar la abstinencia, de nada sirve ungirse con un hisopo pidiendo purificación, limpiarse y luego ir directo al lodo como el cochino.
Volver al lodo, es regresar a la vida equivocada.

Ejemplo:
– Revivir lo que sucedió en el pasado para alimentar la amargura, la persona permanece con una película en su cabeza con todo lo que le sucedió.
– La persona vive siempre hablando “por qué tu hiciste esto o aquello”. En las discusiones no deja el pasado en el pasado.
– Existen personas que no dejan las amistades del pasado. Si usted está intentando limpiarse, de nada sirve permanecer al lado de una persona sucia, aunque esta, sea alguien de su infancia o de la escuela.
– Si usted se mantiene en ambientes equivocados y desea limpiarse es  necesario que haga su parte (no estamos imponiéndole reglas, pero usted debe actuar).
– Las personas que viven lamentándose y llorando los traumas. En lugar de hacerse la víctima, haga del problema su fuerza.
– Personas que se la pasan haciéndole un seguimiento a la vida del ex: ¿cómo él esta?¿Será que ya se casó?etc.
– O entonces es por un amor imposible, quiere una relación con quien ya está casado.
– La persona que se la pasa llorando porque sigue en una relación, después que la traicionaron, pues, decidió darle otra oportunidad. (Termine esa relación).
– El mayor problema está en la mente, pues, la inmundicia viene a ella. Por esto usted debe estar en contacto con lo que es bueno y rechazar las cosas del diablo. ¿Por qué razón leerá un libro o ver una película que le hará comparar a su esposo con alguien que no existe?
– Existen personas que se la pasan aumentando sus problemas y en su mente viven obsesionadas con el mismo. Algunos están tan acomplejados que nadie se ha dado cuenta, pero por ellas hablar, empiezan a percatarse.

Y para culminar, la Biblia dice: “Y si tu ojo te es ocasión de pecar, sácatelo…” Marcos 9:47, es decir, sea drástico, corte, termine y decídase. Diga: “no voy a seguir con esta amistad, no hare más esto, no pensaré más en aquello, etc”. Así usted resolverá el problema.

Reciba las actualizaciones de nuestra página. Ingrese su email:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *