La principal aceptación que debemos buscar

La principal aceptación que debemos buscar

¿Por qué la Levonah?

Ella está asociada a la aceptación y Dios pidió la Levonah porque el quería que el ser humano se volviera para Él, era parte del retorno para Dios, ya que nuestros errores nos alejan. Quien falla crea un abismo en la relación, ya que el error hiere a la persona.

La principal aceptación que debemos buscar es la de Dios, pues, si Él no le acepta ¿cómo usted será amado por todos? Cuando Dios le acepta, todos los rechazos que sufrió son curados, porque cuando usted es aceptado por Él, ya fue aceptado por la persona más importante del universo y si alguien no le quiere aceptar, no importa, en ese caso no hay necesidad de humillarse, no sienta tristeza y ni pena por ella, pues, no sabe lo que se pierde. La cura para la baja autoestima es la aceptación de Dios.

El camino de vuelta es el cambio de pensamiento y de actitud

Dios invita a la persona a volverse hacia Él, pues Él la aceptará, quien fallo es quien tiene que volver, cambiar sus pensamientos y sus actitudes. Pero sucede lo contrario, pues, quien fue traicionado o rechazado, es quien vive rogando una oportunidad, siga el ejemplo de Dios: Él nos quiere, pero no se humilla, somos nosotros quienes  debemos volvernos, pues, Dios siempre está de brazos abiertos dándonos una nueva oportunidad.

Por ejemplo: “Cuando usted ve un famoso, inmediatamente quiere tomarse una foto y mostrarla a todas las personas, pues, sabe que esa persona célebre le aceptó por solo unos segundos. Ahora imagine ser aceptado por el Creador del universo las 24 horas del día y los 365 días del año”.

Aborrecer todo lo que le aparta de Dios

La condición para volver es dejar los errores que le apartaron. Por ejemplo: una pareja que se separa, conversan y luego vuelven, pero los errores continúan, posteriormente se separan. Tiene que quedar claro para la persona, que usted la ama, pero odia los errores cometidos. Amar no significa aceptar todo, es mantener un patrón.

“Y allí os acordaréis de vuestros caminos, y de todos vuestros hechos en que os contaminasteis; y os aborreceréis a vosotros mismos a causa de todos vuestros pecados que cometisteis”. Ezequiel 20:43

Quien quiere ser aceptado, debe tener asco de su propio comportamiento.

Reciba las actualizaciones de nuestra página. Ingrese su email:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *