8 señales del auto-rechazo

8 señales del auto-rechazo

1 – Si usted se siente inferior a los demás.
2 – Tiene vergüenza de una parte de su cuerpo.
3 – No da su opinión en situaciones de trabajo o sociales.
4 – Se culpa por cosas de su pasado, que ya no hacen parte de su presente.
5 – Nunca está satisfecho consigo mismo o con sus realizaciones (perfeccionismo).
6 – Tiene complejos y siente que nadie le acepta (ni Dios).
7 – Invierte en atuendos costosos para llamar la atención o mejorar su autoestima.
8 – Le gusta una persona pero no le dice nada por miedo a recibir un “No” por respuesta. Usted sufre con el mal del auto-rechazo. Todos nosotros ya sufrimos un poco de eso, pues, es algo que está en nuestra sangre y en la sociedad.

El problema del rechazo en la vida amorosa impide que el amor entre en su vida. Es difícil amar a quien no se ama, pues, ella se convierte en una persona negativa y vive inferiorizándose. Todas las situaciones de rechazo empiezan en un diálogo interno, todos conversan consigo mismos, en su interior solo oye palabras que la disminuyen y la hacen dudar, que nadie gusta de ella. El diálogo interno es el principal canal que el auto-rechazo usa para entrar en la persona.

Pero, ¿por qué ese dialogo interno nos disminuye y nos hace sentir menor a los demás? Porque esas palabras vienen del acusador.

¿Quién es el acusador? El diablo, pues, el sabe de nuestros errores y es así que nos acusa para vernos por el piso. Por supuesto, en la práctica no podemos neutralizar la voz del diablo, pero, podemos desconectarnos y conectarnos con la voz de Dios, que siempre nos levanta. La voz de Dios disminuye el pecado no al pecador. Para poderse liberar de la voz negativa es necesario conectarse a la voz de Dios y si usted se auto-acepta, entenderá que tiene errores, que está sujeto a cometerlos y que por causa de ellos depende de Dios.

Aceptarse y amarse a sí mismo es siempre buscar ser mejor. Quien se acepta, busca siempre mejorar y no se acomoda creyendo que está bien. Somos un trabajo en progreso para Dios, en la medida que dejamos a Dios trabajar Él nos va mejorando cada día.

La aceptación va unida al hecho de perdonarse, por los errores que cometió.

Reciba las actualizaciones de nuestra página. Ingrese su email:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *