3 Consejos para vencer sus guerras

Muchos están viviendo una guerra por todos lados, en lo financiero, momentos de incertidumbre, dentro de la casa, donde debería haber apoyo y unión, y hasta dentro de la misma persona, luchas internas.

Pero, ¿cómo salir victoriosos de estas guerras?

Primero usted debe entender que el mal se fortalece en las dudas, es decir, quedar entre dos o más pensamientos: un día usted quiere luchar y al otro día quiere desistir, entonces queda rondando entre varios pensamientos y queda paralizado.

Lea con atención estos consejos y procure colocarlos en práctica:

1-Fortalecerse en la Palabra De Dios:

Ese es el principal antídoto para vencer las dudas, ¿Cómo hacer eso? Oyéndola, leyendo la Biblia todos los días, meditándola por lo menos una parte en las mañanas. En los momentos más difíciles cuando usted recibe malas noticias y venga aquel miedo o dudas, usted piensa en esa Palabra. Porque la Palabra de Dios no es la palabra de un político o científico, que dice una cosa hoy y otra mañana. La Palabra de Dios nunca cambia, ella es segura y cierta, viene del propio Dios. Si quiere construir su vida en un fundamento fuerte, la única forma es sobre la Palabra de Dios. Cuide de esas informaciones inútiles en redes sociales y noticias que solo traen ansiedades y debilitan su fe.

2- Quedar atentos para no entregarse a los sentimientos:

Todos tenemos sentimientos, pero ellos tienen su momento y su lugar. No quiere decir que seamos como robots. El papel de los sentimientos no es ayudar a lidiar con los problemas ni orientar a tomar decisiones en las dificultades que enfrenta. Ningún soldado va a la guerra con sentimientos, un soldado va con una estrategia, con municiones, va con coraje de hacer lo que se le fue ordenado. A toda hora tiene que vencer los sentimientos de miedo, pavor, pena, etc.

Así es en el día a día, primero usted debe vencerse a si mismo para vencer al enemigo. Esos sentimientos de rabia, pereza, ganas de desistir, quieren tomar el control de sus emociones, para llevarlo a tomar decisiones equivocadas. 

3-Nunca deje de plantar: 

La Palabra De Dios dice: “Por la mañana siembra tu semilla, y a la tarde no dejes reposar tu mano; porque no sabes cuál es lo mejor, si esto o aquello, o si lo uno y lo otro es igualmente bueno.” Eclesiastés 11:6

Todo agricultor sabe que no todas las semillas van a brotar y dar frutos, pero él no se preocupa con aquellas que se perdieron, solamente va y planta más semillas.

Nunca dejar de plantar es creer, por ejemplo, cuando usted ayuda a otra persona, no porque esa persona le puede devolver el favor, es hacer el bien esperando en Dios.

Plantar en justicia, no es tomar atajos para adquirir las cosas más rápido, es hacer lo correcto y tener paciencia. La ley de plantar y cosechar no falla, como está escrito: “No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará.” Gálatas 6:7

Entonces no quede perezoso ni desanimado para plantar, tenga fe, usted tiene talentos, no espere condiciones perfectas. Emprenda con lo que sabe hacer, recuerde que errar también es aprender, ¡así que no tenga dudas y vaya adelante!.

Te recomendamos No tengas miedo de pasar por el proceso

Únete a nuestro canal en Telegram y recibe mensajes de fe a diario.

Entradas relacionadas